La Guerra de Vietnam (1965-1975)

Todo sobre la Segunda Guerra Mundial y conflictos anteriores

Moderadores: poliorcetes, Lepanto, Orel, Edu

Notapor Derfel_64 el Jue Sep 27, 2007 11:30 pm

Otro artí­culo interesantí­simo, sobre el ´´punto de quiebre´´ que los americanos buscaron sin éxito en los vietnamitas. El autor defiende que las pérdidas soportadas por éstos fueron históricas, sólo comparables a guerras por supervivencia, y se pregunta por qué eso pasó en lo que al fin y al cabo era una guerra de agresión en la que el futuro de Vietnam del Norte no se jugaba.

http://psweb.sbs.ohio-state.edu/faculty/jmueller/links.htm

Está abajo del todo. Aunque no estoy de acuerdo con el autor en que lo ´´lógico´´ era buscar el punto de quiebre porque Vietnam no fue sólo una guerra internacional sino que básicamente era una civil/insurgencia (además, en términos de bajas civiles ha habido muchos casos de pérdidas mayores), pero el argumento viene a reforzar que los americanos llevaban las de perder. Al final, la voluntad de ganar es el factor más importante en una guerra y en eso no habí­a color.
In most trades and professions it’s morally wrong, and usually illegal, to undertake a task you don’t know how to do, to make it up as you go along. Apparently, a lower standard applies to presidents who invade countries in order to establish democracy.
Avatar de Usuario
Derfel_64
 
Mensajes: 1228
Registrado: Lun May 02, 2005 10:33 pm

Re: La Guerra de Vietnam (1965-1975)

Notapor A.M.E. Nº 4 el Jue May 15, 2008 8:51 pm

Teniente Antonio Velázquez, un ceutí­ en la guerra del Vietnam

Escrito por Francisco Sánchez Montoya (Papeles de la Historia)

“¿Cuántos sois, doce? Pues volveréis con vida a España tres o cuatro”. Con éstas palabras recibió en Saigón un sargento del Ejercito estadounidense a los españoles entre ellos dos ceutí­es el Subteniente Sanjosé y el teniente Antonio Velázquez Rivera (hoy retirado, General de Brigada de Sanidad).

Este último de la mano del programa “Dutifrí­”de Sardá, ha vuelto a esas tierras, el próximo domingo dí­a 25 de mayo en Telecinco al filo de la media noche, podremos ver a este ceutí­ volviendo al Vietnam cuarenta años después, al lugar donde estuvo enviado por el Gobierno Español como médico. Este ceutí­ reconoce que la primera sensación que tuvo al pisar tierra vietnamita en 1968 “se le hizo un nudo en el estomago”. No era para menos. Cuando el helicóptero americano que le trasladaba desde Saigón a la población donde se encontraba la misión española tomaba tierra, los morterazos caí­an por todos los lados. “Aquí­ nos cortan el cuello fijo”, pensó Velázquez al llegar a su destino. Eso era lo habitual en aquella zona.
El hoy general de Sanidad Antonio Velázquez formaba parte del equipo médico español que llegó a Go Cong, en el delta del Mekong, en marzo de 1969, dos años y medio después del inicio de la misión española en Vietnam. Desde el primer dí­a, el trabajo era “tremendo”en el hospital que, desde septiembre de 1966, atendí­an los sanitarios españoles. Los heridos de guerra se multiplicaban, entre ellos, guerrilleros del Vietcong cuya presencia provocaba situaciones tensas con los militares estadounidenses. “Atendimos a un prisionero del Vietcong que estaba muy grave y los americanos lo tení­an esposado a la cama”, explica el hoy general ceutí­. “Como médico era una situación muy incomoda para mí­, que no podí­a ver así­ a un paciente, pero para ellos también era difí­cil, porque cumplí­an órdenes”. Esas órdenes hicieron también que Velázquez no pudiera evitar la muerte de dos niños con difteria. Querí­a que un helicóptero trajera medicación o evacuara a los niños a Saigón, pero la respuesta que obtuvo de los militares americanos fué que estaban rodeados por el Vietcong y necesitaban todos los helicópteros para combatir, no para misiones sanitarias.

Velázquez recuerda con cariño las buenas amistades que hizo en Go Cong. Las relaciones con los americanos las califica de “cordiales”, pero eran mejores con los vietnamitas. Una noche, que visitó a una familia amiga, le avisaron del peligro que corrí­a al moverse por la población. “Doctor, qué hace aquí­, márchate rápido, hay VC, VC (siglas de Vietcong)”. El ceutí­ hizo caso al aviso de sus amigos y salio corriendo hacia su alojamiento. A los pocos minutos se desencadenaba un ataque de los guerrilleros norvietnamitas.

Otro dí­a que se desplazó a Saigón por carretera su vehiculo fué detenido por una patrulla de paramilitares. “No soy americano, soy un médico español”. Velázquez pronunció las primeras palabras que aprendió en vietnamita y logró pasar, aunque después tuvo conocimiento de un ataque en el que participó esa misma patrulla. “En Asia o en África decir que eres médico es algo sagrado, la gente te respeta y te quiere”, asegura. A pesar del peligro, Saigón le enamoró desde el primer dí­a. “Era increí­ble la intensidad con la que se viví­a allí­. Aunque la guerra y la muerte estaban presentes las veinticuatro horas del dí­a, Saigón era una ciudad llena de vida. El bullicio era tremendo, circulaba mucho dinero y por las calles podí­as encontrarte de todo. Las drogas y la prostitución marcaban el ritmo diario”.

Un problema fí­sico obligó a Antonio Velázquez a ser ingresado en un hospital americano. Allí­ tuvo ocasión de conocer la nueva especie de fatiga de combate descubierta en abril de 1968 por dos especialistas de Estados Unidos en Salud. El teniente coronel meter y el capitán Jonson denominaban “neurosis de combate”a los sí­ntomas que presentaban numerosos combatientes estadounidenses que, en Vietnam, a diferencia de la Segunda Guerra Mundial, se estaban enfrentando a un ser “indefinidido y desconocido”. “En el hospital me encontré con un soldado estadounidense de origen italiano, de 19 años, que habí­a estado vagando durante seis dí­as por la selva, completamente enloquecido, porque habí­an aniquilado a toda su patrulla. Á‰l era el único superviviente y estaba destrozado”, cuenta Velázquez. En la cama situada junto a la suya estaba un chicano, veterano de Corea, que habí­a estado horas y horas en el agua, en la frontera con Camboya, esperando la incierta hora de combatir. “A esta guerra no se puede venir voluntario”, le dijo al médico español al conocer su presencia en Vietnam. “Esto es demasiado duro”, sentenció.

Las posibilidades de que tropas españolas entraran en combate eran muy elevadas después de que el 26 de julio de 1965 el presidente de Estados Unidos, Lindon B. Johnson, se dirigiera por carta al jefe del Estado español, Francisco Franco, pidiéndole que España se implicara en esa guerra. En su carta, Johnson expresaba a Franco su más “profunda convicción personal”de que las perspectivas de paz en Vietnam aumentarí­an “grandemente”en la medida en que los esfuerzos de Estados Unidos fueran apoyados y compartidos por otras naciones que “comparten nuestros propósitos y nuestras preocupaciones”. No era la primera vez que Estados Unidos intentaba implicar a España directamente en Vietnam. Todo formaba parte de una cuidada estrategia de los americanos para contar con el apoyo del mayor número de paí­ses y demostrar a la opinión publica internacional que no estaban aislados diplomáticamente en su intervención en el paí­s asiático.

Fuente: EL FARO DE CEUTA
El camino es creer que la Paz es posible, trabajar por conseguirla es transitar por él

Imagen
Avatar de Usuario
A.M.E. Nº 4
 
Mensajes: 5582
Registrado: Lun Dic 25, 2006 11:49 am
Ubicación: Malaga (España)

Re: La Guerra de Vietnam (1965-1975)

Notapor Roger el Jue May 15, 2008 11:20 pm

esta web hispana está muy interesante sobre este tema

http://www.namspeak.com/index.html
"las victorias tienen más de cien padres, pero las derrotas son siempre huérfanas"
Avatar de Usuario
Roger
 
Mensajes: 2477
Registrado: Jue Ago 11, 2005 6:55 pm
Ubicación: Bailando en la disco con Milla Jovovich

Re: La Guerra de Vietnam (1965-1975)

Notapor Orel el Sab May 17, 2008 3:31 pm

Genial enlace, Roger :wink:
Avatar de Usuario
Orel
Moderador
 
Mensajes: 30822
Registrado: Sab Sep 24, 2005 11:33 am
Ubicación: España, cerca del bocho

Re: La Guerra de Vietnam (1965-1975)

Notapor juantono carro 001 el Sab May 17, 2008 7:14 pm

Uno de los capí­tulos que siempre me ha llamado la atención sobremanera, ha sido las unidades de combate fluviales en Viet-Nam.
Los americanos pusieron en los rios y aguas costeras una gran cantidad de variadas lanchas y otras embarcaciones y estubieron apoyados por los helicópteros y OV-10.

Desde luego, habí­a variedad, ya lo creo. Lanchas PRC, PBR ( la famosa lancha de Apocalisis Now), ASPB, LCPL, PCF, MSB, Monitores ATC, lanchones K reconvertidas en LCM, hidrodeslizadores y los barcos de soporte MRF, ARL, DD, PCF,PG, etc...

Algún dí­a me gustarí­a hablar de todos estos medios.

Por lo pronto ahí­ dejó un la tapa de una publicación de Squadron/Signal con todo lo que se puede encontrar sobre este tema.

Imagen

Saludos.
...Aunque los vientos de la vida soplen fuerte, soy como el junco que se dobla, pero siempre sigue en pie...¡Resistiré!...
Picar como la avispa, morder como la serpiente, golpear como un martillo pilón.
Imagen
Avatar de Usuario
juantono carro 001
 
Mensajes: 5096
Registrado: Sab Abr 28, 2007 6:49 pm
Ubicación: En una Nueva Villa con Cañada Real.

Re: La Guerra de Vietnam (1965-1975)

Notapor Roger el Lun May 26, 2008 1:06 pm

me ha surgido una duda sobre este conflicto y es que leyendo cosas sobre las infames prisiones de Vietnam del Norte, recordando las peliculas y documentales, siempre se habla de la desgraciada suerte de los infantes que caí­an en manos del VC o del Ejército Vietnamita porque eran torturados y mutilados para aterrorizar a sus compañeros y en el tema de los prisioneros repatriados tras el conflicto hablan siempre de pilotos derribados (que yo recuerde)

¿No hací­an prisioneros en sus combates con marines y soldados de infanterí­a y éstos eran asesinados? :?: :?:
"las victorias tienen más de cien padres, pero las derrotas son siempre huérfanas"
Avatar de Usuario
Roger
 
Mensajes: 2477
Registrado: Jue Ago 11, 2005 6:55 pm
Ubicación: Bailando en la disco con Milla Jovovich

Re: La Guerra de Vietnam (1965-1975)

Notapor juantono carro 001 el Sab Jun 14, 2008 2:45 pm

Me gusta la historia militar y es por ello, aparte de licenciarme en Historia por la UNED en los últimos años de los noventa durante mi convalecencia, he leí­do cuanto ha caido en mis manos sobre historia militar de cualquier época y paí­s, siéndo claro está la española la primordial.

Un capí­tulo de la historia contemporánea que siempre me ha llamado la atención fue la guerra del Viet-Nam desde que al finalizar la 2ª los franceses se vuelven a ocupar de su colonia de la Conchinchina, en donde en la década de los ochenta del siglo XIX una fuerza española al mando del Coronel Palanca avanza hasta Saigón, aliándose con los franceses para impedir los asesinatos de subditos civiles y eclesiásticos españoles e impedir de este modo que se corriera la insurrección de los cong a las Filipinas cercanas. Hasta los útimos acontecimientos de la salida precipitada en 1.975 del acvtual Viet-Nam de las fuerzas norteamericanas, caida del regimén de Siet-Nam del sur, pasando anteriormente por la sonada derrota de Francia que abandono definitivamente su colonia allá por los últimos alos cincuenta para verse envuelta en otra más gorda; Argelia.

Pero vallamos al Vie-Nam, no voy a relatar una cronologí­a de la guerra, serí­a una árdua e impagable tarea, solamente iré colocando retazos puntuales de acciones, batallas, campañas, consecuencias, combatiente, las fuerzas enfrentadas, etc... pero sin correlación alguna. Quiero con ello dar un carácter más ameno a lo que relate sobre aquel conflicto, que los que tengan una edad de más de 50 años se acordaran facilmente de él por ser el primer conflicto televisado en "vivo y en directo" con las consecuencias tan nefastas que ello originó en muchos ámbitos de la sociedad norteamericana.

Empezaré por una serie de post dedicados a los combates del llamado "Sitio de Khe Sanh", una base situada al noreste de Viet.Nam del Sur, a pocos kilómetros de la frontera con Laos al sur de la zona desmilitarizada, en donde durante dos meses y medio aproximadamenten 5.000 soldados norteamericanos y survietnamitas quedan cercados resistiéndo el ataque de 15.000 norvietnamitas y donde entran en acción desde las armas más sofí­sticadas hasta el cuchillo y la bayoneta.

La base de Khe Sanh estab en aquella zona, ya que la senda de Ho Chi Minh que comunicaba los almacenes de suministros del Vietcong y el ejército regular comunista infiltrados en el Viet-Nam del sur. En 1.962 cuando aún los norteamericanos sólo tení­an uns pocos de asesores militares en la zona, es cuando se levanta la base militar como base lanzadera de los apenas 10.000 militares noerteamericanos llegados al sureste asiático. Las fuerzas americanas en ella establecidas eran los primeros "Boinas Verdes", para después convertirse en una gran base militar sede del 3º Batallón de Infanterí­a de Marina de los EEUU, bajo el mando del coronel John Lanigan que relevó a los boinas verdes que trasladaron su campamento al oeste a un pueblo de las montañas llamado Lang Lei.

Un laborioso batallón de ingenieros de la Marina norteamericana, los llamados "Sea Bees" construyó con esteras de acero una pista se aterrizaje de 460 metros de longitud. A mediadis de mayo, cuando los marines de Lsrigan habí­an limpiado de enemigos los cerros cercanos lo sustituye el coronel John Padley y su 26º batallon de Infanteria de Marina.

De inmediato empezó la nueva guarnición a mejorar las defensas del lugar, mientras que los aviones C-130 de la USAF transportaban por aire los necesarios suministros, pero ante el henorme peso de estos aviones cargados, que incluso hicieron ceder la pista, enterrándola en el barro empapado por las lluvias monzonicas y entoncés fue preciso cambiarla así­ que hubo que cerrarla a los aterrizajes de los Hercules mientras que los Sea Bee afectuaban su reparación. Así­ que no hubo más remedio que hacer llegar los suministros necesarios por lanzamientos en paracaidas.

Los especialistan idearon un nuevo sistema y lo bautizaron como
"extracción por paracaidas en la proxí­midad del suelo". Para llevar a cabo la extracción los ingenieros aeronáuticos fijaban las láminas de aluminio sustitutas de las de hierro anteriores, a una caja magnética de las empleadas ordinariamente para el movimiento de material, por medio de gruas o carrier y lo cargaban en el avión atado al arnés del paracaidas. La escotilla trasera de la bodega de carga del C-130 se habrí­a cuando el aparato sobrevolaba a baja altura el punto elegido para el desembarque aéreo. A una señal del piloto, pos tripulantes soltaban los pernos que sujetaban la cala y al subito y brusco golpe de apertura del paracaidas se abrian las puertas del contenedor, dejándo caer la carga, y la escasa altura de la cáí­da aseguraba que el cargamento llegara indmme a su destino.

Con pista y todo, la base deba muchos problemas para su defensa, por el norte y el noroeste, una cadena de cerros dominaba la meseta en la que setaba asentada la base de Khe Sanh. El agua potable provení­a de un rí­o que en su cursi atravesaba el territorio dominado por el enemigo. Durante los primeros meses del año, la niebla cubrí­a la base al amanecer la mayor parte de los dí­as, complicando de este modo las operaciones aéreas y limitando la visibilidad desde los puestos defensivos.

En diciembre de 1.967, el EM del general Westmoreland detectó dos divisiones norvietnamitas, cada una con cerca de 10.000 soldados, que se agrupaban alrededor de Khe Sanh. Y las petrullas de la base descubrieron en las montalas, algunos refugios subterráneos del vietcong. El 20 de enero de 1.968, un oficial enemigo que se rindió a un grupo de marines, contó durante un interrogatorio que se estaba preparando una ofensiva destinada a arrollar Khe Sah y las otras bases norteamericanas situadas a lo largo de la carretera nueve que llevaba desde la costa, en Dong Ha, hasta el interior de Laos.

El general Westmoreland creí­a que los comunistas trataban de hacer de Khe Sanh un Dien Bien Fu para los norteamericanos, pero ante la orden del presidente Johnson de defender a ultranza la base y ante la confianza que podí­a ser defendida la base y que terminarí­a siédo un desastre para el enemigo se dispuso s defenderla.

La batalla empazó el 21 de enero de 1.968, con un asalto fracasado contra la avanzadilla de la Infanterí­a de Marina al otro lado del rí­o. Cuando este combate estaba llegando a su fin, la artillerí­a y los morteros norvietnamitas comenzaror a martillear sobre la planicie, destrozando la nueva pista de aterrizaje de 1,190 m., e incendiando la mayor parte de los depósitos de municiones,lo que supuso para los norteamericanos la pérdida de 1.340 Toneladas de municiones y la destrucción de un helicóptero. Dieciocho sondados norteamericanos murieron y cuarenta fueron herí­dos en el ataque. El 26º Batallón de la Infanterí­a de Marina, con efectivos de 3.500 hombres, se tuvo que retirar al interioe de las defensas y la población civil fue evacuada de Da Nang.

Seguiremos. Gracias y saludos.

Imagen
En muchas ocasiones habí­a que recoger los suministros caí­dos en el barro.
Imagen
La defensa de la base se llegó a hacer desde el interior de la misma.
...Aunque los vientos de la vida soplen fuerte, soy como el junco que se dobla, pero siempre sigue en pie...¡Resistiré!...
Picar como la avispa, morder como la serpiente, golpear como un martillo pilón.
Imagen
Avatar de Usuario
juantono carro 001
 
Mensajes: 5096
Registrado: Sab Abr 28, 2007 6:49 pm
Ubicación: En una Nueva Villa con Cañada Real.

El sitio de Khe Sanh (2ª parte).

Notapor juantono carro 001 el Lun Jun 16, 2008 6:16 pm

Los "See Bees" reanudaron de inmediato las reparaciones de la pista de aterrizaje, pero no fue posible acondicionarla para que pudieran bajar los C-130. El General de Brigada McLaughlin de la USAF, responsable de los sministros por aire, ordenó que otros aparatos más pequeños, los C-123 Provider, se encargaran del suministro de municiones y demás para la infanteria de marina. Aunque habí­an sido modernizados, estos viejos transportes tan sólo podí­an llevar 7.260 kgs, menos de la mitad de lo que lleva un Hercules.

Apenas habí­an terminado las últimas explosiones, cuando los C-123 inician el suministro de la base de Khe Sanh. Los primeros avions de esta clase llevaron 3.630 kilos de municiones al anodhecer del 22 de enero. El dí­a anterior, el bombardeo enemigo habí­a inutilizados las luces de balizado de la pista, por lo cual el aterrizaje se tuvo que hacer con luces de bengalas. Para la noche siguiente os C-123 habí­an transportado 116 toneladas de municiones, suficientes para que los infantes de marina aguantaran el primer choque de combate.

El teniente general Robert Cushman Jr., comandante de la 3ª fuaerza anfibia de los marines, ordenó al mayor general Tompkins, jefe de la 9ª División de la infª de marina, que reforzara Khe Sanh con el primer batallón del 1º regto.de infª de marina. El coronel Lownds, sucesor de Padley en la base, tení­a ahora a su mando un batallón de artillerí­a y catro de infanterí­a de marina.

Hcí­a el 26 de enero, el 37º batallón de Rangers del ejército survietnamita habí­a aumentado sus efectivos a unos 6.000 hombres. Debido a que sus fuerzas estaban dispersas, Cushman era contrario a un ataque inmedito dirigido a reabrir la carretera 9. Durante cierto tiempo la base no pudo ser reaprovisionada ni defendida por otro medio que no fuera el aire.

Una desagradable sorpresa aguardaba a los casí­ 18.000 norietnamitas que sitiaban Khe Sanh. Se da esa cifra aunque el numero de tropas empleada en el asedio aún hoy es un tema de discusión. El general Westmoreland por ejemplo, hablaba de "dos divisiones", unos 15.000 soldados. Otras fuentes elevan dicho dicho número a 50.000 para cortos periodos, o la rebajaban hasta "unos pocos miles" de hombres pertenecientes a tropas de segunda categorí­a, a los cuales el general Giap no podí­a dar otro empleo en aquellos momento. Antes de que comenzara el asedio, los aviones de la fuerza aérea de la marina y de la USAAF habí­an sembrado de sensores electónicos los caminos del Laos meridiona. Aquellos artilugios captaban cualquier sonido o vibración sismica y transmitian su señal al Centro de Supervigilancia situado en Nakhon Phanom en Tailandia, donde analistas espacializados determinaban con arreglo a los datos recibidos. Mas adelante y antes del ataque los norteamericanos de la base colocan 250 sensores elecrónicos alrededor de Khe Sanh.

Como ejemplo de la eficacia de estos artilugios diremos que se capto ruidos de movimientos del enemigo en uno de los cerros que dominaban la base, la llamada colina 881 Sur, se concluyó que los comunistas atacarí­an a las avanzadas americanas de la defensa de la base. Al alba del 5 de febrero de 1.966, la artillerí­a de la I de M y del ejército comenzó a bombardear masivamente las laderas de la colina a los 03,20 horas y el previsto ataque de los comunistas nunca se mateliarizó, afortunadamente para la base, pero desgraciadamente para los defensores de la colina (la avanzada de marines) que tuvieron que aguantar los contraataques de los "charlies" en los combates conocidos como "La Colina de la Hamburgesa" que incluso se llevó al cine en una famosa pelí­cula con ese nombre.

Seguiremos. Saludos.
...Aunque los vientos de la vida soplen fuerte, soy como el junco que se dobla, pero siempre sigue en pie...¡Resistiré!...
Picar como la avispa, morder como la serpiente, golpear como un martillo pilón.
Imagen
Avatar de Usuario
juantono carro 001
 
Mensajes: 5096
Registrado: Sab Abr 28, 2007 6:49 pm
Ubicación: En una Nueva Villa con Cañada Real.

El sitio de Khe Sanh (3ª parte).

Notapor juantono carro 001 el Mar Jun 17, 2008 4:15 pm

Desafortunadamente, los marines de guarnición en la Colina 861A no fueron advertidos de un ataque casi simultáneo que se dasataba contra ellos. En un determinado momento de su avance, las tropas enemigas que marchaban sobre la colina 861 Sur llegaron a terreno no cubierto por los sensores y fue allí­ donde los atacantes de dividieron en dos columnas, una que atacó la Colina y otra se dirigió al lugar donde los esperaba la cortina de fuego dque los norteamericano tení­an previsto desatar en el momento conveniente y que contaba con el apoyo de aviones.

El ataque tomó por sorpresa a los defensores de la colina 861A, forzándolos a retroceder hasta una nueva posición. Sin embargo el teniente Donald Shandley, reagrupó a su hombres y lanzó un contraataque. Durante media hora los infantes de marina combatieron furiosamente con granadas de mano, fusiles automáticos, cuchillos y los propios puños. Tan próximo fue el combate que se llegó, como antiguamente, a un verdadero revoltijo en el cual no era fácil discernir la identidad de los combatientes: un infante de marina y un soldado norvietnamita que se disputaban fieramente un cuchillo fueron golpeados por una misma ráfaga. El marine que iba cubierto de un chaleco antibalas, sibrevivió a aquella aventura, pero el norvietnamita quedó muerto al instante. Poco después del amanecer, las fuerzas atacantes se replegaron para avanzar más tarde, cayendo entronces bajo la cortina del fuego artillero y de morteros. La infanterí­a de marina conservó en su poder la colina 861A.

Entre tanto la ofensiva del Tet habia estallado en todo el Vie-Nam del sur. Pero el enemigo, en lugar de aumentar la presión contra Khe Sanh, atacó el campamento de Lang Vei donde se albergaban las Fuerzas Espaciales. Antes del amanecer del 7 de febrero 10 carros ligeros PT-76 encabezaron un asalto contra el perí­metro defendido por 24 boinas verdes y cerca de 900 milicianos montañeses y soldados laosianos. Estos últimos se habí­an refugiado allí­ huyendo de un ataque comunista algunos dí­as. Los carros arrollaron la posiciones de los defensores. Estos contentaron con nutrido fuego de granadas, de cañones sin retroceso, poniéndo fuera de combate por lo menos a tres carros enemigos y dañando a otros más. Los contrladores aéreos de avanzada dirigieron los ataques en apoyo de los defensores de Lang Vei pese a la oscuridad reinante, a las nubosidades, a la humareda y al peligro que suponí­an los proyectiles de artillerí­a que eran disparados desde Khe Sanh. Uno de los controladores empleó bengslas para mercarle el blanco a un B-57 Camberra, cuyas bombas destruyeros a otros tres PT-76.

El capitán Fran C. Willoughby, bajo cuyo mando estaba el campamento de Lang Vei, pidió auxilionpor radio a Khe Sanh. Aunque allí­ estaba alertada una fuerzaalertada de socorro, los generales Tompkins y Gushman llegaron al acuerdo de que no debia ser enviada: el avance nocturno invitaba casi con toda certeza a una emboscada y, además, el emeigo era dueño de todas las zonas aptas para el aterrizaje de helicóteros cercanas a Lang Vei. Dos boinas verdes reagruparon a los spervivientes de las tropas irregulares survietnamitas y trataron de abrirse paso hasta Khe Sanh, fracasando en su intento pese al apoyo que le proporcionaron los A-1 Skyraider de la marina. Sacando ventaja de la confusión causada por las incursiones aéreas, el capitán Willoughby con 13 de sus boinas verdes y 50 montañeses se las arreglaron para lleger a Khe Sanh.

Seguiremos con más.
Saludos.

Imagen
Los norteamericanos intentan llegar a la base de Khe Sanh.
...Aunque los vientos de la vida soplen fuerte, soy como el junco que se dobla, pero siempre sigue en pie...¡Resistiré!...
Picar como la avispa, morder como la serpiente, golpear como un martillo pilón.
Imagen
Avatar de Usuario
juantono carro 001
 
Mensajes: 5096
Registrado: Sab Abr 28, 2007 6:49 pm
Ubicación: En una Nueva Villa con Cañada Real.

La Infanteria en combate.

Notapor juantono carro 001 el Mié Jun 25, 2008 4:50 pm

Como en toda guerra convencional, en la del Viet-Nam el mayor peso de los enfrentamientos los llevó la infanterí­a. En este post y en sucesivos narraré algunas de las actividades de los ejércitos de tierra de los EEUU y de Viet-Nam del Sur.

Lo primero hablaré de algunos medios usados allí­:

La novedosa mina contrapersonal Claymore, probada por primera vez en aquél conflicto. Inapreciable para la emboscada, era explosionada por control remoto. Con frecuencia, varias minas de éstas eran colocadas de forma que sus zonas leteles se superponí­an. La mina estallaba horizontalmente ubriendo una zona de 1,80 m de altura por 54 m. en sentido longitudinal.

Los equipos de locutores y altavoces. Á‰stos jugaron un papel importante en las acciones de guerra psicológica en apoyo del combatiente, en especial por la transmisión radiofónica de mensajes de prisioneros de guerra que se rendí­an y aseguraban a sus camaradas el buen trato que recibí­an de sus captores. Algunas unidades transmití­an desde helicópteros en vuelo.

Los perros exploradores. Los canes fueron usados en número considerable como exploradores, rastreadores y guardas. El guí­a y su perro, casí­ todos de raza Pastor Alamán, eran inseparables en el combate. Los perros exploradores podí­an detectar cables de cebo, minas, túneles, provisiones o personal con buena eficací­a mientras hubiera buenas condiciones meteorológicas. El mal tiempo, lo mismo que la espesura de la vegetación y el cansancio, afectaban sus capacidades . Los hombres del Viet-Cong estubieron aterrados por los perros exploradores hasta que descubrieron una sencilla estratagéma para burlarlos: lavarse con jabón de tocador de procedencia norteamericana.

Seguiremos. Saludos.
...Aunque los vientos de la vida soplen fuerte, soy como el junco que se dobla, pero siempre sigue en pie...¡Resistiré!...
Picar como la avispa, morder como la serpiente, golpear como un martillo pilón.
Imagen
Avatar de Usuario
juantono carro 001
 
Mensajes: 5096
Registrado: Sab Abr 28, 2007 6:49 pm
Ubicación: En una Nueva Villa con Cañada Real.

Re: La Infanteria en combate.

Notapor Roger el Jue Jun 26, 2008 1:45 pm

juantono carro 001 escribió:Lo primero hablaré de algunos medios usados allí­:
La novedosa mina contrapersonal Claymore, probada por primera vez en aquél conflicto



con sus origenes remotos en la mina saltadora germana tipo "S" y la necesidad en la guerra de Corea de abatir las oleadas humanas de infanteria enemiga

http://en.wikipedia.org/wiki/Claymore_mine#Development
"las victorias tienen más de cien padres, pero las derrotas son siempre huérfanas"
Avatar de Usuario
Roger
 
Mensajes: 2477
Registrado: Jue Ago 11, 2005 6:55 pm
Ubicación: Bailando en la disco con Milla Jovovich

Re: La Guerra de Vietnam (1965-1975)

Notapor Roger el Jue Oct 02, 2008 10:03 pm

he visto un documental titulado "Battleplan Raiding Operations" donde analizaban el rescate de Mussolini por los paracaidistas alemanes y el rescate de Son Tay en 1970, sabí­a cómo se habí­a desarrollado la operación de rescate americana que fue todo un éxito liquidando además a casi 200 enemigos sin una sola baja, pero que por desgracia fracasó en su cometido principal, puesto que poco tiempo antes habí­an trasladado a los cautivos porque el campo corrí­a riesgo de ser anegado por la crecida de un rí­o ..

pero al final del documental saltan con un interrogante: ¿Por qué tras meses de planificación se equivocan en asaltar con la mayorí­a de las tropas un complejo de edificios a 450 metros del campo de prisioneros donde estaban asesores rusos y chinos?

¿tal vez ya sabí­an que los prisioneros fueron movidos y aprovecharon la ocasión para acabar con los extranjeros que estaban entrenando a los vietnamitas para precisamente atrapar a las esquivas tropas de operaciones especiales?



"I just re-read a couple of chapeters in "At the Hurricane's Eye" by Greg Walker. Walker is retired SF and spent time in South America with 7th SFG(A)in the 1980's.

Walker seems to think that BG Blackburn and Col. Simons may have known, or strongly suspected, that the prisoners had been moved. The insinuation is that they launched anyway for the purpose of assaulting the secondary school in order to kill Chinese advisors. The Chinese advisors may have been training counter recon teams that were hitting the SOG CCN teams hard in Laos. So the "accidental landing" of Simons element at the secondary school may have been no accident at all.

This concern on the pilots' part was twofold in nature. Their primary fear was that the two installations were so similar in layout and construction that they might be confused due to any number of circumstances. In fact, this is exactly what occurred during the final leg in to Son Tay proper. The second consideration had to do with how swiftly the military personnel at the secondary school site could deploy a response force against the raiders at the prison. The 450 (+ or '' 50) meters separating the two sites could be covered within minutes by either foot or vehicle and Sergeant Dehnke's intelligence gathering mission showed those mixed troops at the former school were well armed and motorized.

Discovered also was the fact the force at the school compound stacked their weapons in its courtyard at night. This bit of information would prove invaluable to Simon's Greenleaf team when it found itself deposited by accident outside the now-confirmed barrack's walls"



http://www.strategypage.com/militaryforums/516-2537.aspx

http://www.vietnamgear.com/Article.aspx?Art=9


ps: no está mal para analizar el tema leer en "Matanza y cultura" de Victor Davis Hanson editado por Turner, las reflexiones del autor sobre la "manipulación del conflicto por parte de los medios de prensa occidentales" (esto me suena que pasa ahora por desgracia), convirtiendo desastres comunistas como la fallida ofensiva del Tet en derrotas americanas, ocultando al público las matanzas perpetradas por los comunistas (3000 muertos únicamente en Hue mientras lo retuvieron o los decenas de miles de fallecidos tras 1975), el rechazo de la población al comunismo o los récords de producción de arroz mientras duró la presencia americana
"las victorias tienen más de cien padres, pero las derrotas son siempre huérfanas"
Avatar de Usuario
Roger
 
Mensajes: 2477
Registrado: Jue Ago 11, 2005 6:55 pm
Ubicación: Bailando en la disco con Milla Jovovich

Re: La Guerra de Vietnam (1965-1975)

Notapor Roger el Jue Jun 14, 2012 4:55 pm

Galeria de fotos de Horst Faas, ganador de un premio Pulitzer
http://blogs.denverpost.com/captured/20 ... tnam/5689/

Operation Thunderhead
http://en.wikipedia.org/wiki/Operation_Thunderhead

A highly classified combat mission conducted by U.S. Navy SEAL Team One and Underwater Demolition Team 11 (UDT-11) in 1972. The mission was conducted off the coast of North Vietnam during the Vietnam War to rescue two U.S. airmen said to be escaping from a prisoner of war prison in Hanoi. The prisoners, including Air Force Colonel John A. Dramesi were planning to steal a boat and travel down the Red River to the Gulf of Tonkin.Lieutenant Melvin Spence Dry was killed on the mission. He was the last SEAL lost during the Vietnam War.


Las masacres cometidas por el Vietcong. 252 Montagnards asesinados en Dak Son, 54 civiles muertos por minas en las carreteras de Phu Yen
http://vnafmamn.com/VNWar_atrocities.html
http://www.youtube.com/watch?v=5qTbVRdkoRE
http://en.wikipedia.org/wiki/Dak_Son_Massacre
Última edición por Roger el Sab Ene 04, 2014 7:48 pm, editado 1 vez en total
"las victorias tienen más de cien padres, pero las derrotas son siempre huérfanas"
Avatar de Usuario
Roger
 
Mensajes: 2477
Registrado: Jue Ago 11, 2005 6:55 pm
Ubicación: Bailando en la disco con Milla Jovovich

Re: La Guerra de Vietnam (1965-1975)

Notapor anual1921 el Vie Jun 07, 2013 7:41 pm

buenísimo documental del canal historia sobre esta guerra:


http://www.youtube.com/results?search_q ... GVWOT61cmw
Avatar de Usuario
anual1921
 
Mensajes: 29
Registrado: Mar Ago 16, 2011 5:56 pm
Ubicación: Al ladico del Ebro

Re: La Guerra de Vietnam (1965-1975)

Notapor Roger el Dom Ene 26, 2014 1:35 pm

En Top Secret no manejaban estos artículos :b9
http://www.warhistoryonline.com/war-art ... itter.html

This is not a dog excrement, it’s a T-1151 Dog Doo Transmitter from the collection of the National Museum of the US Air Force. It looks gross, but it was incredibly useful during the Vietnam War. Developed by the United States military intelligence in the 1970s, the poop transmitter was a homing beacon


l MACV-SOG en Vietnam (documental)
http://www.youtube.com/watch?v=kmvxjDffVwc


Robert R. Garwood, el último prisionero de guerra en volver a USA, denunciado por la Defense Intelligence Agency y antiguos cautivos como un traidor y colaboracionista. Él alega que el gobierno quería silenciar su conocimiento sobre los prisioneros que se quedaron atrás y no fueron liberados.
http://en.wikipedia.org/wiki/Robert_R._Garwood
http://articles.chicagotribune.com/1993 ... bert-smith

Un caso similar, es el mito del equipo "salt and pepper", dos supuestos colaboracionistas americanos vistos en distintos lugares. Un americano blanco y un negro de distintas alturas, que trabajaban para el ejército norvietnamita como asesores e identificando prisioneros americanos. Algunos identificaban al soldado blanco como Fred Thomas Schreckengost
http://www.militaryimages.net/forums/ar ... -2267.html
http://www.pownetwork.org/bios/s/s009.htm


Allied Participation in Vietnam by Lieutenant General Stanley Robert Larsen and Brigadier General James Lawton Collins, Jr. Pdf gratuito de 200 pags
https://archive.org/details/CMHPub90-5
http://www.history.army.mil/books/Vietnam/allied/


los soviéticos entregaron todo tipo de material a los vietnamitas, incluyendo armas alemanas incautadas a los alemanes en la SGM que a su vez eran excedentes de la PGM como estas ametralladoras Spandau


-Vietnam War Tunnel Rats 1967 US Army; from "Your Army Reports"


Última edición por Roger el Dom May 20, 2018 1:35 pm, editado 2 veces en total
"las victorias tienen más de cien padres, pero las derrotas son siempre huérfanas"
Avatar de Usuario
Roger
 
Mensajes: 2477
Registrado: Jue Ago 11, 2005 6:55 pm
Ubicación: Bailando en la disco con Milla Jovovich

PrevioSiguiente

Volver a Sección histórica

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 4 invitados