Guerra Civil. Un capitán de infantería.

Todo sobre la Segunda Guerra Mundial y conflictos anteriores

Moderadores: poliorcetes, Lepanto, Orel, Edu

Guerra Civil. Un capitán de infanterí­a.

Notapor manuelmas el Jue Abr 16, 2009 9:28 am

Estimados amigos del foro:

Soy Manuel Mas, y me di de alta en el foro hace nada. Es la primera vez que publico algo. Estoy impresionado por el altí­simo nivel y calidad técnica de la mayorí­a de los artí­culos aquí­ publicados por gran parte de los “foreros”.

Mis conocimientos técnicos son bastante escasos, y desde luego muy poco actualizados, ya que debo reconocer que los temas militares que más me gustan son los de historia reciente, principalmente del S. XX (guerra civil española y las dos GM).

Bien, os voy a narrar una historia real sobre una familia de militares de Jerez de la Frontera en la guerra civil española. Los datos absolutamente ciertos, sobre los que no tengo ninguna duda, se expresan sin comentarios adicionales. Los probables o inseguros, los tienen.

Los tres hermanos eran oficiales del ejército de tierra en 1936. Creo que todos del arma de infanterí­a - al menos uno de ellos, Ramón, sobre el que se centra el relato, seguro - y al menos uno de ellos habí­a combatido con seguridad en la guerra de Marruecos, de nuevo Ramón, cuando era un tenientillo imberbe.

Sobre sus graduaciones solo puedo afirmar que Ramón era capitán al estallar la guerra. Creo que uno de sus hermanos era comandante o capitán (el mayor), y el otro teniente o capitán (el pequeño). Habí­a muy poca diferencia de edad entre todos ellos, obviamente.

Al estallar el alzamiento, los tres estaban destinados en ciudades que quedaron en zona republicana. Uno en Madrid, otro en Barcelona y el otro, Ramón, en Alicante. Sus apellidos compuestos, su familia de alcurnia, y supongo que su ideologí­a nada afí­n a la de la zona donde les sorprendió el alzamiento, sellaron su suerte.

El de Madrid fue asesinado - para unos, para otros ejecutado - en Paracuellos del Jarama, y el de Barcelona, a los pocos meses, en un tristemente famoso buque prisión. Pero hablemos de Ramón. Su historial militar ya habí­a sido accidentado.

Aparte de su destacada actuación en un “blocao”sitiado de la guerra de Marruecos, habí­a sido compañero de armas de Galán y Garcí­a Hernández en Jaca, los oficiales que se sublevaron contra la monarquí­a en la fracasada intentona republicana que se saldó con su fusilamiento. Ramón, me consta, estaba de permiso cuando la intentona se habí­a llevado a cabo, y nunca supo nada sobre la conspiración y preparativos de sus compañeros. Además, tampoco la hubiera secundado de haber estado al tanto de los mismos, con seguridad.

Bien, como decí­a antes, a Ramón el alzamiento le sorprendió en su destino de Alicante. Como en muchas otras provincias, el coronel al mando del regimiento, dudó. Cuando se decidió a sublevarse era demasiado tarde, y fue apresado - y con el tiempo fusilado - por los republicanos. Un falangista, que habí­a estado prisionero con el en la cárcel de Alicante, me contó que allí­ los presos despreciaban a este coronel, por no haberse sublevado de inmediato. El pobre hombre siempre les contestaba “bueno, puede que alguno de vosotros no sea fusilado, pero mi destino no puede ser otro que la muerte, ya que si no me matan los republicanos por haberme sublevado, al final lo harí­an los nacionales por haber dudado”.

A Ramón la República, tan falta de oficiales profesionales para mandar unidades, a pesar de todo le concedió el beneficio de la duda. Fue destinado a mandar una unidad mayor de la que le hubiera correspondido por su rango, ignoro si un batallón o un regimiento. Pero Ramón, por su ideologí­a, no querí­a combatir por la República. Así­ que, de acuerdo con un médico amigo, estuvo toda la guerra fingiendo una grave enfermedad, que le salvó de ir al frente.

La guerra terminó. Ramón fue sometido a un consejo de guerra por los nacionales, para dilucidar si su actuación desde el alzamiento hasta su fingida enfermedad para no tener que combatir con los republicanos fue o no la adecuada. El consejo de guerra le absolvió, ya que en su defensa alegó que, dada su significación ideológica, en el frente hubiera estado tan vigilado por comisarios polí­ticos que le hubiera resultado imposible “pasarse”a los nacionales. Por tanto, podí­a continuar con su carrera militar.

Pero, aunque sin carácter vinculante en sus decisiones, carentes totalmente de validez jurí­dica, fue sometido a un segundo “consejo de honor”por una representación de sus compañeros de armas, de su misma promoción. Esta promoción habí­a sufrido un altí­simo porcentaje de bajas en la guerra. Sus compañeros le exigieron que abandonara el ejército, ya que entendieron que su obligación hubiese sido la de mandar una unidad republicana, cuanto mayor mejor, de forma intencionadamente incorrecta, para permitir que en su sector del frente los nacionales hubiesen obtenido ventajas palpables, aunque ello le hubiese costado la vida con seguridad.

Así­ pues, Ramón tuvo que abandonar el ejército. Su vida civil transcurrió feliz, con un buen trabajo, y una esposa e hijos que siempre le quisieron. A pesar del dolor por la muerte de sus hermanos, y de su separación deshonrosa del ejército, inculcó siempre a sus hijos el amor a España y a las virtudes castrenses. Uno de sus hijos era coronel de aviación en 1982 (ignoro si llegó a alcanzar el generalato).

Siempre que he compartido esta historia con amigos, el debate se centró en un punto; ¿fue correcta la decisión del consejo de honor de sus compañeros de armas? ¿debió Ramón mandar esa unidad republicana de la peor manera posible, aunque ello le hubiese costado la vida? ¿hizo bien “solo”haciéndose pasar por enfermo, para evitar tomar partido por los republicanos?

Aunque ni yo ni ninguno de nosotros seamos quienes para juzgarle, ni sirva de nada hacerlo setenta años después, podemos tener nuestra opinión al respecto. Yo, desde luego, la tengo.
manuelmas
 
Mensajes: 170
Registrado: Mié Abr 15, 2009 5:05 pm
Ubicación: España

Re: Guerra Civil. Un capitán de infanterí­a.

Notapor manuelmas el Vie Ago 07, 2009 10:39 am

Transcurridos cuatro meses sin respuestas desde que abrí­ el tema, es evidente que no ha despertado mucho interés.

Bueno, daré mi opinión, aún sabiendo que no soy quien para juzgar, ni estuve allí­ en esos momentos durí­simos, ni se como hubiera reaccionado yo en una tesitura semejante (quizá peor, quien sabe).

Para mi, el Consejo de Honor de los compañeros de promoción de Ramón tuvo razón cuando estimó que su deber hubiese sido el de mandar una unidad republicana - cuanto mayor, mejor - de la peor manera posible, para otorgar ventajas a los nacionales en ese sector del frente, aunque ello le hubiese costado la vida al haber sido descubierto por comisarios polí­ticos rojos, y le pidió que abandonase el ejército por no haberlo hecho.

Sin la suma de miles de heroí­smos particulares - cada cual a su nivel, desde el simple soldado raso a los mandos de mayor rango - los nacionales jamás hubiesen ganado la guerra. Si todos los componentes del ejército hubiesen pensado solo en cumplir con su deber sin más, tratando de arriesgarse lo menos posible para salvar la vida, el resultado del conflicto no hubiera sido el mismo.

Es evidente que heroí­smo y cobardí­a se dieron en ambos bandos, claro. Pero también es evidente que en el bando nacional los voluntarios constituí­an casi el 50% de los efectivos del ejército, mientras que en el republicano no llegaban apenas al 20%. Que en el bando nacional la concesión de Laureadas y Medallas Militares Individuales fue mucho mayor - a pesar de lo estrictamente que se juzgaban los méritos para su concesión - que la de las equivalentes Medallas de la Defensa de Madrid republicanas, que se otorgaban mucho más alegremente. Que en el bando nacional cientos de miles de españoles entregaron voluntariamente sus joyas u oro por su causa - muchí­simos miles de personas de modesta economí­a entregaron lo único de valor que poseí­an, sus alianzas de casados - mientras que en el bando contrario hubo de desvalijarse las cajas de seguridad de los bancos para “incautarse”de los bienes que contení­an.

Perdona si pienso así­, Ramón. Aunque donde tu estás desde hace muchos años, todo esto ya no importa.
manuelmas
 
Mensajes: 170
Registrado: Mié Abr 15, 2009 5:05 pm
Ubicación: España

Re: Guerra Civil. Un capitán de infanterí­a.

Notapor Edu el Vie Ago 07, 2009 11:17 am

Hombre, mi opinión personal es que, alguien que ha jurado lealtad a su paí­s y defenderlo con su sangre (como todo militar de carrera), y luego se levanta en armas contra su misma nación, no es más que un traidor, ahora y siempre... Que luego la guerra la ganaron los rebeldes y por eso no son considerados traidores por la legislación que sustituyó a la legí­tima... pues vale.

Por eso no respondo a estos temas... Porque entrarí­amos en discusiones demasiado polí­ticas, y no es el mejor sitio para ello.
¿Gran guerrero, dices? La guerra no le hace a uno grandioso (Yoda)
Avatar de Usuario
Edu
Moderador
 
Mensajes: 3895
Registrado: Lun Ago 06, 2007 10:05 pm
Ubicación: Madrid, a veces

Re: Guerra Civil. Un capitán de infanterí­a.

Notapor Gus el Vie Ago 07, 2009 12:59 pm

Buenas,

hombre, en principio, y tal y como termina el mensaje inicial:

(...)Aunque ni yo ni ninguno de nosotros seamos quienes para juzgarle, ni sirva de nada hacerlo setenta años después, podemos tener nuestra opinión al respecto. Yo, desde luego, la tengo.


no pensé que lo que la idea era que cada uno dieramos nuestra opinión sino, simplemente, relatar una interesante historia de nuestra guerra civil.

Yo, por mi parte, coincido plenamente con Edu, sobre todo en su última frase.

Saludos
Avatar de Usuario
Gus
Site Admin
 
Mensajes: 2988
Registrado: Mié Sep 14, 2005 9:52 am

Re: Guerra Civil. Un capitán de infanterí­a.

Notapor juantono carro 001 el Vie Ago 07, 2009 1:20 pm

¡Pués a joer...toca! Ganaron los anticomunistas...¿que pasa que si se hubieran levantado contra el regimen nazi y hubieran ganado, serí­an unos héroes? ¡La ley del embudo! ¿no?...

Si quereis que nos llevemos bien haced el favor de no tocar ciertos temas... en fin después de todo solamente son opiniones de personas ajenas a ciertos ideales...
...Aunque los vientos de la vida soplen fuerte, soy como el junco que se dobla, pero siempre sigue en pie...¡Resistiré!...
Picar como la avispa, morder como la serpiente, golpear como un martillo pilón.
Imagen
Avatar de Usuario
juantono carro 001
 
Mensajes: 5096
Registrado: Sab Abr 28, 2007 6:49 pm
Ubicación: En una Nueva Villa con Cañada Real.

Re: Guerra Civil. Un capitán de infanterí­a.

Notapor Gus el Vie Ago 07, 2009 2:11 pm

Buenas,

me voy de finde y los moderadores creo que tampoco van a estar....

asi que, por favor, vamos a terminar las opiniones politicas aquí­ ¿ok?

Gracias y un saludo
Avatar de Usuario
Gus
Site Admin
 
Mensajes: 2988
Registrado: Mié Sep 14, 2005 9:52 am

Re: Guerra Civil. Un capitán de infanterí­a.

Notapor manuelmas el Lun Ago 10, 2009 8:26 am

Estimados amigos:

Lamento haberme explicado tan mal, por lo visto.

Mi pregunta no era: "¿Con cual de los dos bandos de la guerra civil española simpatizas?".

Ni tampoco: "¿Crees que el alzamiento / sublevación estuvo justificado?".

Ni mucho menos: "¿Fueron los del bando rebelde / nacional / franquista unos traidores, o habí­a razones más que de sobra para alzarse contra el estado de cosas del verano del 36?".

No, no, no. Nada de eso.

Como decí­a en mi primer "post":

"Siempre que he compartido esta historia con amigos, el debate se centró en un punto; ¿fue correcta la decisión del consejo de honor de sus compañeros de armas? ¿debió Ramón mandar esa unidad republicana de la peor manera posible, aunque ello le hubiese costado la vida? ¿hizo bien “solo”haciéndose pasar por enfermo, para evitar tomar partido por los republicanos?

Claro, el debate puede muy bien zanjarse - como un par de amigos ya habéis hecho - diciendo "los nacionales eran todos unos traidores". Supongo que eso incluye a Ramón por no haber luchado a favor de la república, al consejo de guerra que le juzgó y absolvió, y al consejo de honor que le expulsó extraoficialmente del ejército. Muy bien. Es una opinión tan respetable como cualquier otra.

Pero - sin entrar en polí­tica, claro - mi pregunta era y sigue siendo (aunque ni yo ni nadie sea quien para juzgarle):

"¿fue correcta la decisión del consejo de honor de sus compañeros de armas? ¿debió Ramón mandar esa unidad republicana de la peor manera posible, aunque ello le hubiese costado la vida? ¿hizo bien “solo”haciéndose pasar por enfermo, para evitar tomar partido por los republicanos?"

Cada uno puede contestar lo que le venga en gana, faltarí­a más (por favor, evitando en lo posible la polí­tica, y siempre con el mayor respeto).

Sinceramente, aunque todas las opiniones son de agradecer, las que considero verdaderamente importantes y relevantes en este caso son las de aquellos que son o han sido militares profesionales.

Muchas gracias a todos, y disculpad mi anterior falta de claridad.
manuelmas
 
Mensajes: 170
Registrado: Mié Abr 15, 2009 5:05 pm
Ubicación: España

Re: Guerra Civil. Un capitán de infanterí­a.

Notapor Edu el Lun Ago 10, 2009 9:45 am

Perdona mi exaltación anterior, Manuelmas.

Lo que yo querí­a decir es que no sólo no deberí­a haberla mandado mal, sino que tendrí­a que haberla dirigido tan bien como pudiera hacerlo dentro de su capacidad. Era un militar de España al servicio de España, a la que habí­a jurado servir y defender. España tení­a un gobierno legí­timo, que era el Republicano (al menos lo era hasta que empezó la guerra, luego comunistas, anarquistas y otras gentes hicieron tan poco por la legalidad como los fascistas levantados en armas), por tanto era su obligación defenderlo tan bien como pudiera hacerlo. Tení­a el mando, tení­a la capacidad y estaba en la zona adecuada para mostrarlo.
¿Gran guerrero, dices? La guerra no le hace a uno grandioso (Yoda)
Avatar de Usuario
Edu
Moderador
 
Mensajes: 3895
Registrado: Lun Ago 06, 2007 10:05 pm
Ubicación: Madrid, a veces

Re: Guerra Civil. Un capitán de infanterí­a.

Notapor manuelmas el Lun Ago 10, 2009 11:20 am

Nada, Edu, entendido. Sin problema.

Tu posición ha quedado suficientemente clara (Ramón debió tomar las armas en defensa de la República, porque los sublevados eran todos unos traidores). Claro, si nadie si hubiera sublevado, no habrí­a habido guerra civil.

Y si cuando la guerra estalla, TODOS los partidarios de un bando hubieran estado fí­sicamente (sexualmente, como dirí­a Chiquito de la Calzada :lol: ) en el mismo, TODOS hubieran luchado por ese bando.

Pero una de las consecuencias más trágicas de la guerra civil es precisamente que hubo cientos de miles o millones de personas a las que la guerra sorprendió fí­sicamente en el bando en el que no creí­an.

Y aquí­ viene el dilema moral que yo planteaba. Y más que el dilema que se le presentó a Ramón, lo que me parece impresionante es lo que sucede como consecuencia de su forma de encararlo: un consejo de guerra que le juzga (y le absuelve), y un "consejo de honor" (de sus compañeros de promoción) que considera que "no hizo lo suficiente" en defensa de la causa (por supuesto de la que ganó).

Simplificando mucho, desde el punto de vista Republicano (que tu compartes, me parece muy bien), tanto Ramón como los que le juzgaron oficialmente, como sus compañeros de promoción eran todos unos traidores, y chimpún.

Desde el punto de vista nacional, evidentemente el que Ramón compartí­a (y queda claro que cuando yo pregunto si lo sucedido fué lo correcto o no me refiero DESDE EL PUNTO DE VISTA NACIONAL), es donde surge la polémica.

Cuando yo digo que entiendo lo que dictaron sus compañeros de promoción, y me parece lógico, es, evidentemente, DESDE EL PUNTO DE VISTA NACIONAL. No entro a juzgar si es el bueno, o no. Solo trato de analizar las cosas desde ese punto de vista.
manuelmas
 
Mensajes: 170
Registrado: Mié Abr 15, 2009 5:05 pm
Ubicación: España

Re: Guerra Civil. Un capitán de infanterí­a.

Notapor Voronezh el Lun Ago 10, 2009 2:02 pm

Yo creo que en su caso desde su punto de vista tomó la decision menos mala.

Si hubiera mandado una unidad militar de forma catastrofica, hubiera durado poco tiempo al mando y hubiera podido perder la vida y encima seria culpable moralmente de la muerte de los soldados bajo su mando, (una cosa es matar al enemigo y otra matar a traición a soldados propios) sin haber obtenido ningun beneficio en la práctica (ya se ocuparian de mandar igual de mal oficiales sin experiencia, suboficiales o quien fuera por mera incapacidad profesional).

Claro que lo lógico y lo correcto, hubiera sido ser leal a su juramento de fidelidad y defender a su pais como dicen Edu y Gus. En caso contrario estamos justificando cualquier golpe de estado (desde Castro a Pinochet).
El hombre se hace civilizado no en proporción a su disposición para creer, sino en proporción a su facilidad para dudar.Henry Louis Mencken
Avatar de Usuario
Voronezh
 
Mensajes: 4314
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:51 pm
Ubicación: Burpelson AFB

Re: Guerra Civil. Un capitán de infanterí­a.

Notapor manuelmas el Mar Ago 11, 2009 8:50 am

Sin querer polemizar sobre la legitimidad o no del golpe de estado, sublevación o alzamiento del 36, se me ocurren un montón de circunstancias históricas en las que la creación de un estado, o el cambio de configuración del mismo, se deben a un levantamiento en armas contra el régimen anterior.

Por ejemplo, y sin ánimo de ser exhaustivo:

El levantamiento de los súdbitos norteamericanos contra la corona británica, dando origen a los Estados Unidos.

La revolución francesa, dando origen al cambio de régimen.

Los levantamientos de los súdbitos centro y sudamericanos contra la corona española, dando origenm a veintitantas naciones.

La revolución soviética, dando origen a 70 años de comunismo europeo.

La revolución china, dando origen a un régimen que aún hoy existe.

La revolución cubana, dando origen al régimen castrista que aún hoy se mantiene.

Y tantos y tantos otros.

El debate sobre cuales de estos levantamientos, revoluciones o golpes de estado fueron lí­citos moralmente pueden ser tan interminable como inútil.

Lo que es cierto en la historia de la humanidad, desde que el hombre es hombre, es que el poder militar se usa por unas naciones contra otras, o incluso dentro de una misma nación por unos grupos sociales contra otros. Normalmente, la estéril discusión a posteriori sobre si algo que sucedió estuvo bien o no puede ser muy entretenida, pero nada mas.

Si la guerra es o no "la continuación de la polí­tica por otros medios", y el derecho internacional se basa o no en la fuerza (todaví­a hoy cinco naciones tienen derecho de veto en la ONU, y ocho o diez poseen armas nucleares), puede ser ampliamente discutido. Pero lo cirto es que, salvo Costa Rica, Andorra y algunas naciones muy pequeñitas, TODOS los paí­ses del mundo disponen de ejércitos, a los que destinan buena parte de sus presupuestos nacionales.

Si en este foro de temas militares entramos a juzgar polí­ticamente a los contendientes de cualquier conflicto, acabaremos rápido cualquier tema.

Cualquier asunto relacionado con la SGM en la que los alemanes se enfrenten a los aliados, por ejemplo el desembarco de Normandí­a, podrí­a acabar en un minuto con un post que dijera "los alemanes eran unos nazis muy malotes que luchaban contra unas nobles democracias, así­ que alemanes malos, malos, malos". Se acabó el tema.

Creo que todos somos mayorcitos y lo suficientemente maduros como para poder debatir sobre cualquier tema sin apriorismos ideológicos de nivel de segundo de primaria.

De todas formas, me parece que será mejor evitar cualquier asunto relacionado con la guerra civil española en lo sucesivo, para no herir susceptibilidades. Mejor abramos un profundo paréntesis en la historia de España, que abarque desde 1812 hasta 1977, por si acaso. :wink:
manuelmas
 
Mensajes: 170
Registrado: Mié Abr 15, 2009 5:05 pm
Ubicación: España

Re: Guerra Civil. Un capitán de infanterí­a.

Notapor Gus el Mar Ago 11, 2009 9:58 am

Buenas

manuelmas escribió:....
Creo que todos somos mayorcitos y lo suficientemente maduros como para poder debatir sobre cualquier tema sin apriorismos ideológicos de nivel de segundo de primaria.


precisamente por eso la polí­tica está vetada en el foro :roll: , pero creo que en este caso la idea del post era, precisamente, opinar sobre una si una persona actuó correctamente desde un punto de vista ideológico o moral en una situcación muy concreta. Eso va a llevar a opiniones "polí­ticas" o "morales" y para varios miembros del foro su opnión es la que es :? . Si la pregunta fuera (p.ej.):

¿os parece correcto que existieran tribunales de "honor" aparte de los oficiales militares que puedan decidir sobre el futuro de un militar?

las respuestas serán si o no o lo que sea, pero no tendrán la carga moral o polí­tica que pueda tener la que se planteó originalmente en el post (al menos eso creo yo).

manuelmas escribió:De todas formas, me parece que será mejor evitar cualquier asunto relacionado con la guerra civil española en lo sucesivo, para no herir susceptibilidades. Mejor abramos un profundo paréntesis en la historia de España, que abarque desde 1812 hasta 1977, por si acaso. :wink:


no se cuantos hilos hay sobre la Guerra Civil, pero son unos cuantos :wink: , y en muchos mensajes también se toca el tema y en general no ha habido problemas porque, normalmente, las razones ideológicas o morales de unos y otros se dejan al margen, debatiendo unicaménte aspectos más militares, como puede ser si fué un error o no el demorar el asalto a Madrid por librar del asedio el alcázar de Toledo, las tácticas de armas combinadas llevadas a cabo por los asesores soviéticos, etc....

Un cordial saludo :)
Avatar de Usuario
Gus
Site Admin
 
Mensajes: 2988
Registrado: Mié Sep 14, 2005 9:52 am

Re: Guerra Civil. Un capitán de infanterí­a.

Notapor comandante trueno el Lun Nov 23, 2009 12:36 am

Hola me estreno con este comentario.

Si no entiendo mal la cuestión es la siguiente:

Ramón es Capitán del Ejercito Español, y está en activo cuando se produce la sublevación contra el Estado Español que en ese momento era una República.

Para no ir en contra de su ideologí­a, pues era partidario de la sublevación, finge enfermedad, y no asume las responsabilidades propias de su empleo militar evitando enfrentarse a sus correligionarios sublevados.

Terminada la contienda, y vencedores los insurgentes, se crea un nuevo régimen legitimado solo por la Fuerza de las armas. Carente por tanto de legitimación democrática.

A Ramón se le exonera de culpa en un Consejo de Guerra, sobre su actuación durante la contienda.

Sin embargo un consejo de honor de sus compañeros de armas determina que Ramón debió mandar esa unidad republicana de la peor manera posible, aunque ello le hubiese costado la vida, y se le condena a abandonar el Ejército.

El Honor está en cumplir con el deber, con lo legí­timo, claro esta que cada uno entiende por deber algo diferente, en función de su ideologí­a.
Y como la cuestión no está tanto en juzgar ideologí­as, sino de forma estricta la actuación del militar.

Hay que tener en cuenta:
El Estado es la representación de los ciudadanos convertidos en Pueblo Soberano.
La Fuerza del Estado se deposita en el Ejército, y los militares.
Esta Fuerza es delegada del Estado, y solo a Á‰l pertenece.
La función del militar está en acatar la legislación vigente de forma escrupulosa.
Si por sus convicciones personales, considera que la legalidad existente no es acorde con los principios ideológicos que tenga, y pretende usar la fuerza de la que es solo mero depositario, queda deshonrado. Quizás no sea práctico, pero no puede presumir de persona de honor.

No quiero polemizar, porque a estas alturas está clarí­simo, sobre la legitimidad o no del golpe de estado, sublevación o alzamiento del 36, y respondiendo a : “se me ocurren un montón de circunstancias históricas en las que la creación de en estado, o el cambio de configuración del mismo, se deben a un levantamiento en armas contra el régimen anterior.”A su vez pregunto:

- ¿Cuál es la legitimidad de la monarquí­a?: ¿Por la gracia de Dios?
Aplicable a estadounidenses, franceses, hispanoamericanos, rusos y chinos

- ¿Cuál es la legitimidad de las dictaduras?: ¿Por la gracia de mis gracias?
Aplicable a Cuba

- ¿Cuál es la legitimidad de la 2º República Española?: ¿Por la gracia de los polí­ticos que asumen el poder delegados por el pueblo soberano?

Ni en las monarquí­as absolutas, ni en las dictaduras puede decirse que su poder dimana de la elección democrática del pueblo soberano

Después de una monarquí­a controladora, con dictadura de Primo de Rivera, y abolición de las Cortes, nos encontramos con el vací­o de poder cuando el 14 de Abril de 1931 Alfonso XIII se exilia, y el pueblo (siempre soberano) a través de los partidos polí­ticos y sus representantes crea unas cortes constituyentes, y un referendum con inicio de la Democracia y las elecciones a las cortes. Formándose los gobiernos designados democráticamente, etc.etc.etc. para que voy a contar mas, todo esto está en los libros de historia.
En este trasunto estando un sistema polí­tico: La República, en vigor, con su Presidente, y su gobierno dimanado de las urnas. Hay todaví­a quien se plantea:
¿Es por tanto legí­timo el golpe de estado, sublevación o alzamiento del 36?
El que quiera mentirse a si mismo que responda lo que quiera, ya lo decia Einsten, solo hay dos cosas infinitas: el Universo y la Estulticia Humana.

Y volviendo a Ramón.

Sus compañeros de armas que le juzgan por honor, están deslegitimizados desde el punto y hora que hacen un Golpe de Estado, con cambio de Régimen, de Democracia a Dictadura. Ellos junto a todos los golpistas son los que al haber usado la fuerza que le pone en sus manos el pueblo soberano, y usándola en su contra están deshonrados. ¿Cómo se atreven a formar un jurado de honor?

Se le tení­a que haber expulsado por faltar a sus deberes por simulador, porque así­ lo reconoció. Pero está claro en un juicio hecho por los sublevados, el concepto de lo ético que pueden tener.

El pobre Ramón, no tuvo honor porque no cumplió con su deber, y simuló enfermedad, pero hubiera tenido menos, si hubiese actuado como sus compañeros de armas le reclamaban después, hubiera sido el máximo de la infamia actuar de forma dolosa y poniendo a los hombres a su mando en peligro intencionadamente para provocarles daño.

De cualquier forma en la sala de aquel juicio, el más honorable fue Ramón.

Un saludo del Cte Trueno, y lo que me queda.
comandante trueno
 
Mensajes: 1
Registrado: Mar Nov 17, 2009 11:56 am

Re: Guerra Civil. Un capitán de infanterí­a.

Notapor ELVAR el Jue Dic 03, 2009 9:51 pm

Hala! como se está poniendo esto. Manuelmas, antes que nada pedirte disculpas porque voy a contestar con sentido del humor. ¿Por qué? Porque si entrasemos en serio a analizar la pregunta que planteas llegarí­amos a choques polí­ticomorales que ni aunque sean constructivos pertenecen al ámbito natural de este foro.

¿Así­ que queda alguna manera por complicada o enrevesada posible de contestar a tu pregunta? Sí, desde el punto de vista extrictamente militar.

Precisamente por su honor (de militar) tendrí­a que haber tomado el mando de esa unidad republicana, y mandarla bien, pero ¡NO Sí“LO BIEN! tendrí­a que haberles dado sopas con hondas al sus supuestos "camaradas" tácticamente en su frente, además, mandando tropas de calidad inferior (no eran más que unos obreros metidos a soldado a última hora, y además desde su punto de vista ciegos a la verdadera España: o sea de peor calidad). Así­ cuando ganasen los Nacionales, porque lo siento amigos pero estoy convencido de que al final la Republica hubiera perdido(si no se aborta cuando todaví­a es un golpe de estado y se llega a la guerra civil), prodrí­a decir siempre que su labor como militar siempre estuvo al más alto nivel que pudo y a sus "compañeros" (que le pidieron que abandonase el ejercito, por lo visto muy querido para él) les hubiese podido llamar "Deshonrados" puesto que los habrí­a batido en el campo del honor, Y, recordemos, con tropas inferiores en calidad.

Ya más en serio, lo digo porque por ejemplo al General Rojo amplios sectores militares españoles (que no polí­ticos) le tení­an un gran respeto como adversario.

Si se trata desde el punto de vista moral de los sublevados del 36, nunca hubiese debido de esconderse sino proclamar en voz alta y ante el mayor público posible su adhesión a la "verdadera" España, convencer a las tropas a su mando y desde el interior de la República conquistar Madrid para los nacionales... Bueno al menos nos hubiesemos librado de 3 años de una guerra muy cruel.

Ya sé que conseguir esto es muy improvable pero la cuantica nos enseña que lo improvable es muuuuy distinto a lo imposible.

Pues eso, perdona. Le he intentado dar un punto de vista humorí­stico, aunque al final ha quedado algo histrionico.
Hariamos muchas mas cosas si creyesemos que son menos las imposibles
ELVAR
 
Mensajes: 688
Registrado: Mié Ago 03, 2005 12:22 pm
Ubicación: VALENCIA

Re: Guerra Civil. Un capitán de infanterí­a.

Notapor poliorcetes el Vie Dic 04, 2009 1:55 am

A mí­ lo que me da es envidia de los paí­ses en los que el ejército está más allá y por encima de la polí­tica, y sólo se dedica a defender a la Patria, que no es sino la suma definitiva del territorio y todos sus ciudadanos.

Y esos paí­ses existen.

Y espero que estemos cerca de que España sea uno de ellos.

Otra forma de verlo es, "dime de qué presumes, y te diré de qué careces". Cuando la patria no se separa de la boca en todo el dí­a, pero luego sabemos que se tiene en un sentido excluyente, el patriotismo llega rápido a la categorí­a de estrambote. La Patria y la nación somos todos, como le demostramos al gabacho hace 201 años.
Nunca digas que éste es mi último sendero
*************************************
Escucha el podcast de portierramaryaire


https://www.ivoox.com/podcast-portierra ... 223_1.html
Avatar de Usuario
poliorcetes
Site Admin
 
Mensajes: 10557
Registrado: Vie Abr 17, 2009 11:54 am

Siguiente

Volver a Sección histórica

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 7 invitados