El blindaje norteamericano. Una autocrítica contemporánea.

Todo sobre la Segunda Guerra Mundial y conflictos anteriores

Moderadores: poliorcetes, Lepanto, Orel, Edu

Re: El blindaje norteamericano. Una autocrítica contemporánea.

Notapor kenubal el Vie Oct 05, 2012 7:55 pm

LT. COL. WILSON M. HAWKINS.
COMMANDING 3RD BN., 67TH ARMORED REGIMENT.


Imagen
Foto de : http://www.warfoto.com/storefront/temp1 ... hotos4.htm

En la foto vemos al ya General Hawkins en 1951, durante un acto castrense en Corea. Su informe acerca del blindaje norteamericano es de los más críticos de todos los realizados por sus entonces compañeros de Division.


Mi experiencia con el equipo del ejército de Estados Unidos en combate abarca un período de dos años y cinco meses e incluye las siguientes campañas: África del Norte, Túnez (adjunto a la 1ªDivisión Blindada), Normandía, norte de Francia, Bélgica, Holanda y Alemania, hasta la fecha. He servido sucesivamente como oficial ejecutivo de batallón (batallón de tanques medios), oficial de operaciones del Regimiento, ejecutivo del Regimiento, Regimiento de blindados, Oficial ejecutivo del comando de combate y comandante de batallón (batallón de tanques medios).

Mi opinión personal sobre la calidad comparada de los tanques de Estados Unidos y Alemania puede resumirse brevemente como sigue: si fuera posible esa opción, yo preferiría luchar en el actual tanque alemán Mark V o VI contra el actual tanque medio estadounidense y el cazatanques con el cañón de 90 milímetros. Los hechos que llevan a esta conclusión se exponen en los párrafos siguientes. El sentimiento entre el personal de tripulación de tanques, hombres que tienen cuatro, cinco y seis campañas completas en su hoja de servicios, es el mismo. Se ha hecho de todo así como todos los esfuerzos para infundir un sentimiento de confianza en sus equipos en estos hombres. No se ha escatimado ningún esfuerzo para entrenarlos en su uso correcto.

Nuestros tanques M4 no se comparan favorablemente con el alemán Mk V o VI en blindaje. El suyo es mucho más grueso que el nuestro e inclinado a fin de evitar impactos en ángulos que se acerquen al normal. He inspeccionado el campo de batalla de Faid Pass en Túnez. La inspección de nuestros tanques destruidos indicó que el cañón de 88 mm penetraba en la parte delantera de la torreta y atravesaba de nuevo la parte trasera. Se encontraron pocas marcas de impactos, lo que indica que todos ellos habían penetrado. Nuestros tanques fueron penetrados por calibres de 88, 75 y 50 mm en estos encuentros, en todas las partes del casco y de la torreta. Personalmente medí muchos de los orificios.
La cuestión de la tracción es menos vital de lo que lo fue durante el pasado invierno. Habrá ocasiones en el teatro de la CBI en que va a ser importante. He comparado la profundidad a la que nuestros tanques se hunden en terreno blando a la de los alemanes Mk V y VI. Antes de la adición de extensiones de oruga, nuestros tanques se hundieron seis a ocho pulgadas mientras que las huellas de Mk V no eran de más de cuatro pulgadas.

(…)

El cañón del tanque es el factor más importante en la lucha contra otros tanques. Conozco muchos casos para demostrar la realidad de que el alemán de 75 mm y 88 mm montado en tanques Mk IV, V y VI penetra en nuestros tanques, mientras que nuestras armas no penetran los suyos a la misma distancia. Se han realizado muchas pruebas y se han publicado los resultados de estos hechos. Hemos sido superados desde Túnez, cuando los alemanes trajeron Mark IV especial con el cañón de 75 mm largo. La mayor velocidad de boca de los cañones alemanes mejora su puntería, y sus estimaciones de alcance son de menor importancia con tal trayectoria plana. He disparado todas las armas de nuestros tanques y sé que esto es así. Nuestro cañón de 76 mm es un gran avance sobre el de 75 milímetros.

El tanque ligero está siendo utilizado para trabajar con la infantería. Lo sometemos al fuego directo tan poco como sea posible, ya que su blindaje no detendrá el fuego alemán ni su cañón de 37 mm podrá dañar los tanques o cañones autopropulsados alemanes.

La cuestión de las ópticas de los cañones nos ha causado mucha preocupación. He trabajado y mirado a través de miras de los tanques alemanes Mk. V y VI, así como las de los nuestros. Me parece que la óptica alemana tiene mayores aumentos y claridad que la nuestra, lo cual es una gran ventaja para el artillero.

No tengo ninguna experiencia con la que comparar las cualidades mecánicas de los motores de nuestros tanques con las de los tanques alemanes. Nuestro actual motor Ford para tanques medios supone una mejora sobre los motores de aviación refrigerados por aire. La potencia adicional es necesaria en terreno fangoso y en pendientes empinadas.
Se ha afirmado que nuestro tanque es el más maniobrable. En pruebas recientes probamos un tanque alemán capturado Mk. V contra todos los modelos propios. El tanque alemán fue el más rápido, tanto campo a través como en carretera y hacía giros más cerrados. También fue mejor escalador en pendientes pronunciadas.

Algunas de mis tripulaciones de tanques reclaman penetraciones en la placa frontal de tanques Mk V, con el cañón de 76 mm y municiones HVAP (3400 pies por segundo). Tienen más confianza en esta combinación que cualquier otra que tenemos. Hasta ahora, sin embargo, nunca hemos sido capaces de suministrar a un tanque con más de dos o tres proyectiles de esta munición. No hemos podido obtenerla. Hasta ahora, hemos sido incapaces de obtener más de siete tanques con cañón de 76 mm. En este batallón, tengo tres tanques con la suspensión ancha E8*, de un total de cincuenta y cuatro tanques.*(hace referencia aquí la versión "easy eight" del Sherman que vimos más arriba en el hilo)

Las tripulaciones de tanques en este batallón están añadiendo sacos de arena sobre sus tanques, alrededor de 170 bolsas para cada tanque, en un esfuerzo para compensar la falta de blindaje del tanque y la capacidad de penetración de los cañones alemanes.

Se ha afirmado que nuestros tanques se supone que son para el ataque de infantería y no deben utilizarse tanque contra tanque. Bajo mi experiencia nunca hemos encontrado esta situación ideal ya que en todos nuestros ataques necesitamos combatir contra los tanques alemanes. Por lo tanto, es necesario que sea diseñado un tanque que satisfaga adecuadamente esta situación. La eliminación de los tanques alemanes en estos ataques ha demostrado ser una tarea lenta y costosa. En Samree, Bélgica, durante el ataque para asegurar Houffalize, un bombardeo de precisión con obuses de ocho pulgadas, no ha podido desalojar un tanque alemán Mk VI que no pudo ser eliminado mediante fuego directo de cualquiera de las armas disponibles, incluyendo el 90 mm de un cazacarros. Este tanque no podía ser sobrepasado. Había destruido tres de nuestros tanques M4 a la misma distancia. El tanque se retiró durante la noche.
La aviación táctica de apoyo cercano ha ayudado en nuestros avances mediante el bombardeo del blindaje enemigo. Los vi trabajar durante la ruptura en St. Lo y a través de Francia. Los vi destrozar un contraataque de tanques alemanes después de que hubiéramos asegurado Barmen, que se encuentra en la orilla oeste del Rur, al norte de Julich.

A raíz ya de la campaña de Túnez así como en Inglaterra y Francia, he sido entrevistado por representantes del Departamento de guerra que estaban recopilando datos relativos a nuestro equipo. Muchos de los soldados que tenían una considerable experiencia fueron entrevistados en ese mismo tiempo. Los mismos aspectos considerados como más vitales por las tripulaciones y todos aquellos que necesitan una mejora urgente en este momento, y que se han mencionado arriba, se les dijo a los representantes del Departamento de guerra y del de pertrechos hace casi dos años.
Y juro á los altos dioses y al gran Júpiter Olimpo,
A Telus y al gran Nereo, y al dios Marte encruelecido,
Y á las deidades del huerco,y por el caos entendido,
De ser en cuanto viviere, de Roma crudo enemigo.

( Romancero castellano)
Avatar de Usuario
kenubal
Moderador
 
Mensajes: 1707
Registrado: Sab Feb 28, 2009 11:18 pm
Ubicación: Ortegal

Re: El blindaje norteamericano. Una autocrítica contemporánea.

Notapor kenubal el Sab Oct 13, 2012 5:44 pm

LT. COL. JOHN A. BEALL
COMMANDING 702ND TANK DESTROYER BATTALION.


Imagen
Foto de: http://www.tankdestroyer.net/index.php? ... &Itemid=60

Arriba, una foto del Teniente Coronel John A. Beall, el comandante del Batallón Cazatanques nº 702, los conocidos como diablos rojos, tal y como refleja su emblema de abajo:

Imagen
Imagen de: http://www.thetroubleshooters.com/702nd ... s0001.html

El Batallón 702 fue activado el 15 de diciembre de 1941 en Fort Benning,(Georgia). Estaba equipado con M18 Hellcat antes de su envío al Reino Unido, adónde llegó el 25 de febrero de 1944 para ser reequipado con M10. Desembarcó en la playa de Omaha el 11 de junio y entró en línea en Livry el 2 de julio. Formó parte de la punta de lanza de la 2ª División Blindada durante la ruptura del frente en Normandía como consecuencia de la Operación Cobra, a finales de julio. Luchó en Mortain, estableciendo el primer contacto con los canadienses de Montgomery durante el cerco de Falaise. Cruzó la frontera alemana cerca de Gangelt. Fueron reequipados con M36 a finales de noviembre de 1944 y trasladado a las Ardenas en diciembre. Cruzó el río Roer el 28 de febrero de 1945 y el Rin el 28 de marzo. Participó en el cerco del Ruhr, y finalmente alcanzó el río Elba cerca de Magdeburgo poco antes del final del conflicto.

El comandante John A. Beall divide su muy interesante informe en varios apartados, el primero de ellos adoptando la original forma de una supuesta entrevista realizada a distintos miembros de su batallón:

Os dejo en primer lugar las fotos de los cazacarros norteamericanos que equipaban este batallón y que son mencionados por este oficial en su informe, el M10 equipado con cañón de 76 mm y el más moderno M36 con cañón de 90 mm.


Imagen
Arriba un cazatanques M10, equipado con un cañón de tres pulgadas (76 mm).


Imagen
El mucho más capaz M36 con cañón de 90 mm.
Ambas fotos de: http://afvdb.50megs.com/usa



Comparación de las capacidades y limitaciones del blindaje alemán y estadounidense, ejemplificado en los M36, T26E1, Mk V y VI. Las siguientes preguntas se les hicieron a todos los suboficiales experimentados en el batallón con el siguiente relato/resumen de las opiniones recibidas.


P (Pregunta). La presión sobre el suelo del tanque Mark V es mucho menor que la de nuestro cazacarros M36. ¿Esto afectó alguna vez a los resultados de sus operaciones?.


R (Respuesta). El 19 de noviembre de 1944, cuando el tercer pelotón, compañía "B" de la Task Force "X", asignado al CCB, acudió a ayudar en la defensa de Immendorf (Alemania), el enemigo atacó nuestras posiciones con cinco tanques Mark V.

Dos de ellos fueron destruidos y los demás forzados a retirarse. Un M36 se perdió debido al hecho de que se había hundido en tierra blanda y no pudo maniobrar para alejarse de una concentración de artillería. Otro que se quedó clavado quedó intacto pero tuvo que permanecer en una posición expuesta hasta el anochecer, antes de que pudiera ser remolcado. Los tanques Mark V que atacaron por terrenos similares no tuvieron ninguna dificultad aparente en sus maniobras. Nosotros derrotamos este ataque sólo debido a nuestras excelentes posiciones y campos de fuego.


P. La velocidad de giro de nuestro M36 es aproximadamente dos veces la velocidad del Mark. V. Esto ¿qué efecto ha tenido en sus operaciones?


R. Los miembros de la Compañía "A" declaran que a pesar de que el tanque Mark V tiene un giro mucho más lento que el M36, nunca han tenido la experiencia de que no fuera lo suficientemente rápido como para no realizar un seguimiento de cualquiera de nuestros tanques, con la excepción del M4 conducido a una velocidad muy alta.

La compañía "B" del 702º batallón, no ha tenido ninguna experiencia en donde la velocidad de giro realmente afectara al resultado de un encuentro con otro tanque. Sin embargo, la velocidad adicional de giro del M36 es una clara ventaja para alcanzar al objetivo.

P. ¿Qué efecto tiene la diferencia de velocidad de boca de sus cañones en las operaciones? El cañón de 90 mm penetrará la placa frontal del Mark V a seiscientas yardas. El Mark V puede penetrar nuestro tanque a mayores distancias.


R. La opinión unánime de todos los hombres fue que la mayor velocidad de boca del 75 mm montado en el Mark V tiene una clara ventaja cuando se junta con el mayor blindaje de este. Los tanques Mark V y VI intentan entablar combate a largas distancias en las que su arma es capaz de penetrar nuestro blindaje mientras que el proyectil de 90 mm sólo es apto para rebotar en el suyo.


P. ¿La ventaja de nuestra visibilidad sobre la de los tanques alemanes tiene algún efecto sobre las operaciones?** [Los cazacarros estadounidenses aunque equipados con torreta, al modo de los tanques, no la tenían cubierta, por lo que gozaban de una mayor visibilidad en todas las direcciones.]

R: Sí. En las cercanías de Dochamps, Bélgica, aproximadamente el 5 de enero de 1945, el sargento Brinkley, artillero de la compañía "A," fue capaz de disparar sobre dos Mark V a una distancia de 200 yardas. Los tanques alemanes aparentemente no observaron al M36 ya que no devolvieron el fuego.

Sí. El 20 de noviembre de 1944, en las cercanías de Puffendorf (Alemania), el sargento Baldwin, artillero de la compañía "A", afirma que vio cerca de un pie de la torreta de un tanque enemigo de tipo desconocido a una distancia de unos doscientos metros. El tanque alemán aparentemente no observó al M36 hasta que dispararon.

Sí. En la Compañía "B" mientras atacaba la ciudad de Humaine, Bélgica, alrededor de las 15:00 horas del 24 de diciembre de 1944, el primer tanque del 1er pelotón, compañía "B", fue tiroteado por un tanque oculto tras el muro de una casa. El comandante y el artillero del vehículo observaron inmediatamente el destello del cañón y, a continuación, al tanque alemán. El comandante del tanque mediante la observación a través de binoculares sobre la torreta mientras el artillero a través de la mira con la que estaba observando el área.

Sí. Mientras atacaba cerca de Kruisberg, Países Bajos, el 15 de septiembre de 1944, la sección 2a de la compañía "B" estaba protegiendo el flanco izquierdo de una Task Force. Otra T.F. fue tiroteada por cañones antitanque, deteniendo el ataque. Mientras buscaba a través de los binoculares sobre la torreta, un artillero observó destellos de cañón aproximadamente a mil yardas e inmediatamente abrieron fuego. Esto eliminó la resistencia, lo que permitió a la otra T.F. continuar su misión.


P. ¿Son los aumentos en el visor de la mira del cañón de 90 mm (aproximadamente dos aumentos) suficientes? La mira del Mark V tiene una combinación de aumentos de 2 y 5.


R. No. El Sargento Renaletta, artillero de la compañía "A," declaró que sobre las 13:00 horas del 4 de enero de 1945, fue disparado por un cañón antitanque de 75 mm o un Mark V que estaba por lo menos a tres mil yardas de su posición. No pudo distinguirlo a través de su mira. Esta misma arma alemana ya había destruido cuatro tanques M4 en su vecindad.

Aproximadamente a las 12:30 del 20 de noviembre de 1944, en las cercanías de Ederen, Alemania, el teniente Shirk declaró que su vehículo fue destruido por el disparo de un tanque a una distancia de aproximadamente mil quinientos metros. Podía ver la posición de que procedía el fuego enemigo, pero no podía distinguirlo en su mira. Durante el período de 24-25 de noviembre de 1944 cuando la Compañía estaba en las cercanías de Gereonsweiler, Alemania, los tanques alemanes consiguieron impactos en nuestros tanques y cazacarros en alcances de entre trescientas/doscientos yardas desde el próximo Lindern, Alemania. El clima era generalmente brumoso y con niebla. Hemos podido distinguir estos tanques a través de nuestras miras sólo con gran dificultad.


P. El Mark V y VI alemanes tienen filtros de niebla. Esto ¿qué efecto ha tenido en sus operaciones?

R. Ninguno. El Teniente Shirk, jefe de pelotón de la compañía "A", declaró que cuando el clima es bueno y no requiere el cambio o la eliminación de filtro durante la batalla, no tenemos ningún problema con el resplandor de la mira.
Los hombres de la Compañía "B" declararon que el filtro antideslumbrante no tiene ninguna ventaja en este escenario. Fueron suministrados para el M10 pero nunca fueron utilizados.


P. ¿Qué efecto sobre las operaciones ha tenido la ventaja de nuestra mayor velocidad en carretera?

R. En recientes batallas como la de Puffendorf-Ederen y las del bosque de las Ardenas, el terreno y el tipo de resistencia enemiga limitaron el uso de nuestra superior velocidad. En opinión de la mayoría de los oficiales y comandantes de carro de la Compañía "A" nuestra superioridad en maniobrabilidad sólo podría ser usada con plenos efectos en una operación donde se consiguiera una ruptura completa de la defensa antitanque del enemigo.
La Compañía "B": No hubo encuentros donde la velocidad fuera un factor decisivo en el resultado de un combate.


P. ¿Es el grosor de la placa frontal de blindaje del M36 (una pulgada y media) suficiente?


R. Compañía"A": Al entrevistar a todos mis comandantes de carro y por mi propia experiencia personal, todos hemos convenido que nuestra placa de blindaje frontal en el M36 es demasiado ligera. Los tanques Mark V o VI pueden permanecer con seguridad entre mil quinientos a mil seiscientas yardas y destruir nuestros M36 a voluntad, logrando penetraciones en cualquier parte del casco o de la torreta. Un ejemplo podría ser el caso del teniente Shirk cuando su vehículo fue destruido en Ederen (Alemania) en diciembre a una distancia de al menos mil quinientas yardas. El proyectil atravesó la placa frontal de blindaje y refuerzos consiguiendo penetrar. En comparación con esto, el cañón de 90 mm del M36, con la munición actual, no penetra la placa frontal inclinada de un Mark V a una mayor distancia de ochocientas yardas tal y como se demostró con los reiterados impactos rebotados ocurridos durante la batalla de Puffendorf-Ederen.

P. ¿La falta de trampillas de escape afectó al Mark V?

Compañía "A": Ha habido muy pocos casos, bajo nuestra experiencia, de cualquier rescate de un Mark V. Sólo se recuerda un incidente en Elbeuf, Francia, agosto de 1944, cuando tres miembros de una tripulación de Mark V intentando escapar a través de la escotilla fueron eliminados por el fuego de ametralladora.

Compañía "B": La falta de adecuadas trampillas de escape aparentemente no afecta al Mark V. El 29 de agosto de 1944, en Le Mesnil, Francia, la sección tercera de la compañía "B" disparó contra un tanque Mark V impactándolo en el lateral. En segundos, la tripulación había salido a través de distintas escotillas.


P. Teniendo en cuenta todo lo anterior, ¿cree usted que el M36 puede enfrentarse con el Mark V en igualdad de condiciones?

R. Compañía "A": ¡No! No en la mayoría de las condiciones de combate que hemos tenido que afrontar hasta ahora.
Compañía "B": El M36 no puede afrontar al Mark V en igualdad de condiciones debido a su inferioridad en:

(1) Blindaje.

(2)Armamento.

(3) Equipos de puntería.

El M36 debe atacar aprovechando el sigilo y preparar emboscadas pero nunca intentar un duelo con un Mark V o VI.


P. ¿Es el cañón de 90 mm igual al 88 alemán?

R. Compañía "A": No.

Compañía “B”: No.


P. ¿Cree que el T26E1 con un mayor blindaje y más protección puede enfrentarse con el Panther en igualdad de condiciones?*


(*)La serie del T20 al T26 con sus distintos modelos fue el preludio que condujo finalmente al, por entonces clasificado como tanque pesado, M26 Pershing.


R. R. Compañía "A": Si el T26 pudiera hacer doce o más millas por hora campo a través; cuatro o más pulgadas de placa de blindaje frontal y municiones de alta velocidad para el cañón de 90 mm; el consenso en general en la opinión de los oficiales y comandantes de carro de la Compañía "A" es que podría, con esas condiciones, efectivamente enfrentarse con el tanque Mark V.

Compañía "B": Con placa de blindaje frontal añadido, una mayor velocidad y cañón de 90 mm, el T26 debe ser capaz de enfrentarse al Mark V casi en igualdad de condiciones.


Continuará...
Y juro á los altos dioses y al gran Júpiter Olimpo,
A Telus y al gran Nereo, y al dios Marte encruelecido,
Y á las deidades del huerco,y por el caos entendido,
De ser en cuanto viviere, de Roma crudo enemigo.

( Romancero castellano)
Avatar de Usuario
kenubal
Moderador
 
Mensajes: 1707
Registrado: Sab Feb 28, 2009 11:18 pm
Ubicación: Ortegal

Re: El blindaje norteamericano. Una autocrítica contemporánea.

Notapor kenubal el Lun Oct 15, 2012 10:44 pm

Continúa su informe, nuestro prolífico Teniente Coronel, con un extracto de diferentes combates de su batallón en distintas circunstancias:


C. Resultados de combates entre tanques en alcances de menos de ochocientas yardas.

En alcances de menos de ochocientas yardas el cañón de 90 mm, M3, es similar en combate al cañón de 88 mm, como lo demuestran los siguientes resultados:

El Sargento A. B. Green, de la 1ª Sección, compañía "B", disparó un proyectil APC de 90 mm al lateral de un tanque Mark V cerca de Ederen, ( Alemania), desde una distancia de 50 yardas. El proyectil atravesó completamente el tanque.
T/4 Brill, artillero, del 1er pelotón de la compañía "B," disparó dos proyectiles APC de 90 mm el 25 de diciembre de 1944, cerca de Celles, (Bélgica), a la parte frontal de un tanque Mark V a una distancia de 200 yardas. Ambos penetraron la placa frontal inclinada e incendiaron el tanque.

El Teniente Caldwell, jefe de la 2ª sección, Compañía "A" a las 15:00 horas del 18 de noviembre de 1944, en las cercanías de Puffendorf, (Alemania), disparó tres proyectiles a un tanque Mark VI, cuando salía de una zanja y logró dos penetraciones en la placa "ventral", el tercer proyectil no impactó.

El Sargento Spinozza, comandante del 1er carro, Sección segunda, Compañía "A" a las 10:00 horas del 2 de enero de 1945, en las cercanías de Beffe,( Bélgica), disparó un proyectil a un Mark V a doscientos yardas y logró una penetración en el lado izquierdo de la torreta. El tanque ardió.

El Soldado Bender, segundo carro, Sección tercera, a las 09:00 horas del 27 de diciembre de 1944, en las cercanías de Buissonville (Bélgica), disparó dos proyectiles a un Mark V a cuatrocientas yardas y logró sendas penetraciones en el lado de la torreta y barcaza.

El Sargento Brinkley, comandante del 1er carro, Sección 1ª, 1er Pelotón, Compañía "A" a las 09:00 horas del 25 de diciembre disparó un proyectil a un Mark V a quinientas yardas en las cercanías de Germain (Bélgica) y logro una penetración enfrente de la torreta entre el mantelete y la cubierta. El tanque se incendió.

El Teniente Shirk, entonces sargento comandante del 1er carro, Sección segunda, segundo Pelotón, Compañía "A", a las 13:00 horas del 24 de diciembre de 1944, en las cercanías de Buissonville (Bélgica), disparó dos proyectiles a un Mark V a 500 yardas y logró dos penetraciones en la parte izquierda del frontal de la torreta (no en el mantelete).


D. Resultados de las batallas de tanques a más de ochocientos yardas de distancia.

A distancias de más de ochocientos metros el cañón de 90 mm no es igual al armamento del Mark V o VI como lo demuestran los siguientes resultados de las operaciones.

En Devantraux, (Bélgica) a las 08:00 horas del 6 de enero de 1945, el cabo E. J. Mc Fadden, artillero del segundo carro, segundo pelotón, compañía "B," disparó tres proyectiles APC de 90 mm a un tanque Mark VI aproximadamente a unas mil cuatrocientas yardas. Se observo como los proyectiles rebotaron en la torreta. El tanque se retiró.

El Sargento Baldwin, comandante del 1er carro, 3er pelotón, Compañía "A" a las 10:00 horas del 20 de noviembre de 1944, en las cercanías de Puffendorf, (Alemania), disparó tres granadas a un Mark V a una distancia de mil quinientas yardas. Se observó como los proyectiles rebotaron en el mantelete del cañón y en la placa frontal.

En Puffendorf, (Alemania), el 19 de noviembre de 1944, a las 17:00, el entonces sargento comandante del 1er carro, Sección segunda, segundo Pelotón, Compañía "A"; disparó seis proyectiles a un Mark V a una distancia de tres mil yardas. Los proyectiles rebotaron en la placa inclinada frontal. El tanque alemán se retiró.

El Teniente Clinton Brooks afirmó que en Gereonsweiler (Alemania), el 23 de noviembre de 1944, un tanque Mark V disparó al lateral de un M36, el nº 2 de su pelotón, enviando un proyectil completamente a través de él. El Teniente Brooks abrió fuego con su 90 mm a trescientas veinte yardas disparando un total de veinte proyectiles, de los cuales aproximadamente la mitad eran APC. El tanque alemán fue impactado muchas veces pero sin sufrir daño aparente. El M36 se vio obligado a retirarse ante el fuego del mismo tanque.


E. Esta superioridad a distancias cortas e inferioridad a mayores distancias es corroborado por los siguientes resultados oficiales de nuestras operaciones:


A través de Normandía, norte de Francia, Holanda y Bélgica, el batallón destruyó cuarenta y tres tanques enemigos sin perder un solo cazacarros, a pesar de que estos estaban equipados con el cañón de 3 pulgadas (M10).

Poco después de entrar en Alemania, el batallón perdió su primer cazacarros. Durante los combates en Alemania, el batallón destruyó veintiocho tanques alemanes contra la pérdida de dieciséis cazacarros, seis de ellos M10 y diez M36 con el cañón de 90 milímetros.

Durante los combates en las Ardenas, el batallón destruyó un total de veinticinco tanques enemigos contra la pérdida de tres cazacarros.

De lo anterior se puede conjeturar que el cazacarros está mejor adaptado para luchar en un terreno de setos y parcialmente boscoso como el encontrado en Francia y, en cierta medida, en las Ardenas. Esto se basa en el hecho de que el batallón no había perdido ningún cazacarros durante los combates en Francia, contra la destrucción total de cuarenta y tres tanques enemigos. Debe considerarse, sin embargo, que durante los combates en Francia era necesario enfrentarse al enemigo a muy corta distancia, el alcance medio era menor de 200 yardas. Asimismo, el enemigo no tenía la oportunidad de establecer fuertes posiciones defensivas y su campo de tiro no era tan bueno como en el terreno llano y abierto de Alemania al oeste del Rin. Debido a esto, el enemigo perdió la ventaja de sus cañones de largo alcance, y el terreno permitió a nuestros tanques flanquear al enemigo y enfrentarse a él a distancias cercanas en las que nuestros cañones son tan eficaces como los suyos.

Después de entrar en Alemania, el enemigo fue capaz de ocupar posiciones defensivas previamente preparadas con sus campos de tiro, lo que unido a sus cañones de alta velocidad, hizo a sus tanques muy superiores a nuestros cazacarros. Este batallón destruyó veintiocho tanques enemigos y sufrió la pérdida de dieciséis cazacarros. Aquí la mayor parte de los tanques enemigos destruidos fueron impactados en alcances de seiscientas a tres mil yardas, generalmente en las afueras de las ciudades al oeste del Rur que tan obstinadamente defendió al enemigo. Durante los combates en las Ardenas, el batallón destruyó un total de veinticinco tanques enemigos con una pérdida de tan sólo tres cazacarros. Aquí una vez más se pone de manifiesto el hecho de que el cazacarros está mejor adaptado para combatir en terreno donde se pueda obtener una mejor cobertura y mejores posiciones con la barcaza oculta, y donde se puede encontrar al enemigo en distancias que oscilan entre las 200 a 600 yardas; el enemigo de nuevo volvía a perder las ventajas de su cañón sobre el nuestro debido a la escasa visibilidad y la cercanía a la que tuvieron que luchar sus tanques contra los nuestros.

Conclusión

De estas comparaciones de capacidades y limitaciones y sus efectos en las operaciones reales, se perfilan las siguientes conclusiones; conclusiones que no son un resumen de opiniones sino la opinión enfática y unánime del personal experimentado de esta unidad.


(1) Que los 90 mm no pueden enfrentarse el armamento del Mark V o VI en igualdad de condiciones con la munición de alta velocidad actual.


(2) Que el T26E1 no se podrá enfrentar al Mark V o VI en igualdad de condiciones a menos que el T26E1 reúna las siguientes capacidades:

(a) Capacidad de almacenamiento de munición de al menos 80 proyectiles.

(b) Un sistema de carga similar al Mark V que permita una cadencia de fuego de quince disparos por minuto.

(c) Blindaje y tracción igual al Mark V.

(d) Un método satisfactorio de evacuación de vainas.

(e) Un completo suministro de municiones de alta velocidad de por lo menos 3300 pies por segundo.

(f) Una movilidad de por lo menos doce millas por hora en terrenos muy fangosos.


Un saludo
Y juro á los altos dioses y al gran Júpiter Olimpo,
A Telus y al gran Nereo, y al dios Marte encruelecido,
Y á las deidades del huerco,y por el caos entendido,
De ser en cuanto viviere, de Roma crudo enemigo.

( Romancero castellano)
Avatar de Usuario
kenubal
Moderador
 
Mensajes: 1707
Registrado: Sab Feb 28, 2009 11:18 pm
Ubicación: Ortegal

Re: El blindaje norteamericano. Una autocrítica contemporánea.

Notapor kenubal el Mar Oct 16, 2012 7:56 pm

Creo que con las entrevistas a los mandos superiores, quedan perfectamente reflejadas las opiniones del personal de la 2ª División acerca del material propio y del enemigo, por lo que no vale la pena continuar con la traducción de la recopilación efectuada por el General Isaac D. White en su obra “A Report on United States vs. German Armor" hasta llegaral nivel del soldado raso, tal y como hace White.

El segundo texto que subo aquí a continuación también traducido, es gran parte del Capítulo XVII de la obra “THE ORDNANCE DEPARTMENT: ON BEACHHEAD AND BATTLEFRONT” de la autora Lida Mayo* y publicado en 1966 por el CENTER OF MILITARY HISTORY. UNITED STATES ARMY (Library of Congress Catalog Card Number: 67-60000 WASHINGTON, D.C., 1991).

En él se resume la historia del blindaje norteamericano en los últimos años del conflicto de una forma mejor de lo que yo sabría y podría, por lo que creo no vale la pena añadir nada al mismo. Bajo mi punto de vista este texto nos sirve para contextualizar los anteriores testimonios de los mandos de la 2ª División Blindada, y encajarlos en el contexto histórico. Para comprender, en suma, el camino que condujo a la situación denunciada por estos mandos.

* El curriculum de la autora del texto en el momento de escribirlo era el siguiente, reseñado en www.history.army.mil. No creo que valga la pena traducirlo:
Lida Mayo, a graduate of Randolph-Macon Woman's College, served as historian with the Military Air Transport Service from 1946 to 1950, when she joined the Ordnance Historical Branch, becoming its chief in June 1959. In 1962, when Ordnance historical activities were transferred to the Office of the Chief of Military History, she became a senior historian on its staff. She contributed substantially to The Ordnance Department: Planning Munitions for War (1955), first of the three Ordnance volumes published in this series, and was coauthor of the second, The Ordnance Department: Procurement and Supply (1960). Other published works to her credit are Henry Clay (New York, 1943, and London, 1944) and Rustics in Rebellion (Chapel Hill, 1950). Her articles have appeared in American Heritage, Virginia Quarterly Review, Encyclopaedia Britannica, and numerous professional journals. Mrs. Mayo is presently at work on another volume in the series UNITED STATES ARMY IN WORLD WAR II: The Corps of Engineers: The War Against Germany.


THE ORDNANCE DEPARTMENT:
ON BEACHHEAD AND BATTLEFRONT


CENTER OF MILITARY HISTORY
UNITED STATES ARMY
WASHINGTON, D.C., 1991
Library of Congress Catalog Card Number: 67-60000
First Printed 1968-CMH Pub 10-11



Capítulo XVII. Las lecciones del Rur y las Ardenas.


(….)
Los tanques estadounidenses salieron con menor credibilidad de la batalla por la llanura del río Rur. Los tanquistas, privados por el terreno y el barro de su capacidad de flanquear al enemigo, por la congestión de su habitual artillería de apoyo directo y, a causa del mal tiempo, privados de gran parte de apoyo aéreo, habían luchado magníficamente pero se habían desilusionado acerca de la capacidad de sus tanques para derrotar al blindaje alemán: "Nuestros hombres ya no tienen tanta confianza en su blindaje y cañones como solían tener", dijo un tanquista de la 2ª división blindada dos días después de la ofensiva del Rur. Otro dijo: "Los alemanes han ido mejorando constantemente desde los combates en Sicilia," y "Nuestro departamento de pertrechos necesita recuperar el balón".*

*( Interview with seven officers and men of 2d Armored Division, in Ninth Army Operations IV, Offensive in November, Part Two, ch. 15, pp. 253-54.)

No se trataba simplemente de una reacción momentánea de hombres cansados en plena batalla. Después de la guerra, un informe de la escuela de blindados, preparado con la asistencia de los comandantes de tanques de la 2ª división blindada que habían participado en la acción, estableció que el factor más importante en el revés sufrido en Puffendorf el 17 de noviembre: "la mayor batalla de tanques en la experiencia de la 2ª blindada", fue "la inferioridad de nuestros tanques en armas, blindaje y maniobrabilidad".

En el momento de la ofensiva de la llanura del Rur los tanquistas habían quedado impresionados por la superioridad de las anchas orugas de los tanques alemanes, que apenas se hundían en la tierra, mientras las orugas norteamericanas hacían grandes surcos. Los tanquistas se quejaban de que el Sherman era demasiado lento como para escapar rápidamente del fuego antitanque (tal y como hacían los tanques ligeros); que sus suspensiones, de muelles, afectaban negativamente a su maniobrabilidad (la mayoría consideraban a la suspensión de barras de torsión superior en maniobrabilidad y fiabilidad); que su silueta era demasiado alta y que su blindaje no era mucho mejor que el de sus cazacarros.

Sobre todo, los tanquistas se quejaron de sus armas. Habían visto a sus proyectiles de 75 y 76 mm rebotar en la placa frontal de los Panthers, así como en los Tigres: "como golpearles con un tirabalas." El cañón de76 mm era mejor que el de 75mm pero no tenía suficiente velocidad inicial como para mantener a su tanque fuera del alcance de los más poderosos cañones de los tanques alemanes, que eran efectivos en distancias de 3.000 a 3.500 yardas. En distancias prácticas el 76 mm, incluso con municiones HVAP, no tenía éxito a la hora de penetrar correctamente la placa del glacis del Panther. "Los cañones son ineficaces, las tripulaciones lo saben, y eso afecta a su moral", declararon los comandantes de tanques. Llegaron a la conclusión de que los británicos tuvieron la idea acertada cuando tiraron los cañones de 75 mm de sus Sherman y montaron otros propios de 17 libras. Los tanquistas de la 2ª división blindada creían que sus propios Sherman fácilmente podrían montar un cañón de 90 mm*.

*(1) Interviews, Ninth Army Operations IV, Offensive in November. (2) AGF Board Rpt, ETO, No. 572, Proposed Changes in Organization and Equipment, 28 Jan 45, 4-3. 572/45. (3) How to Kill a Panther).


Fue posible alguna evaluación del 90 mm como cañón antitanque tras el cometido del cazacarros M36 del 702º batallón de cazacarros en las batallas del Rur de noviembre. El proyectil del cañón de 90 mm rebotaba de la placa de blindaje frontal de 7 pulgadas del tanque Tiger en alcances de 3.000 a 3.500 yardas; para ser eficaz, los cazacarros tenían que o bien acercarse o atacar los laterales, más vulnerables, y esto evidentemente el enemigo lo sabía, por lo que normalmente intentaba mantener sus tigres a distancia y exponer sólo sus frentes fuertemente blindados. Pero decir que el 90mm no podría derrotar el blindaje frontal del Tigre, no es condenarlo como cañón antitanque. El Tiger, engorroso y con poca potencia para su gran peso, era principalmente valioso cuando los alemanes se encontraban en una posición dominante, como en Puffendorf, enterrado a la defensiva. Contra el Panther, el cual la mayoría de los expertos considera el mejor de tanque de los alemanes, el cañón de 90 mm era mucho más eficaz que el de 76 mm. En las batallas de tanques de la llanura del Rur, durante noviembre, el 67ª Regimiento blindado, con tres batallones de Sherman, reclamó sólo cinco de los Panthers destruídos; el 702º batallón de cazacarros, armado con cañones de 90mm, reclamó quince.


No sólo en la llanura del Rur, también en menor medida en el bosque de Hürtgen, donde el terreno boscoso y cenagoso mantuvo a los tanques en las carreteras, hubo una creciente frustración con el rendimiento de los Sherman, especialmente de aquellos con el cañón de 75-mm. (…) A falta de tal armamento, los tanquistas acechaban a los tanques alemanes, maniobraban para obtener un disparo en el flanco o la parte trasera, desde detrás de la protección de muros y edificios, o se escondían a la espera en los caminos hasta que un tanque alemán, avanzando por lo general al amparo de la oscuridad o de la niebla, se acercaba lo suficiente como para efectuar un mortífero tiro de costado. Con estas tácticas, con la ayuda de acciones heroicas individuales de los tripulantes y de la infantería con bazookas, y con la asistencia de la cada vez más fiable artillería, se detuvo la marea creciente de los grandes tanques alemanes; pero con grandes costos en hombres y tanques estadounidenses.

Entre el 20 de noviembre y el 28 de diciembre de 1944, las pérdidas de Sherman de 75 y 76 mm ascendieron a 636 vehículos.
Y juro á los altos dioses y al gran Júpiter Olimpo,
A Telus y al gran Nereo, y al dios Marte encruelecido,
Y á las deidades del huerco,y por el caos entendido,
De ser en cuanto viviere, de Roma crudo enemigo.

( Romancero castellano)
Avatar de Usuario
kenubal
Moderador
 
Mensajes: 1707
Registrado: Sab Feb 28, 2009 11:18 pm
Ubicación: Ortegal

Re: El blindaje norteamericano. Una autocrítica contemporánea.

Notapor kenubal el Mié Oct 17, 2012 6:58 pm

Los intentos para proporcionar un mejor tanque.

Durante 1945 los tanquistas necesitaban urgentemente un arma más poderosa que el 76 mm. La potencia de fuego era su primera consideración. La segunda era la velocidad. El blindaje quedaba en un pobre tercer lugar, por la creencia de que daban una mayor seguridad la velocidad y la maniobrabilidad que el blindaje. El General de División Ernest H. Harmon, comandante de la 2ª división y uno de los principales comandantes blindados de la guerra (El General Isaac D. White sustituyó el 18 de enero de 1945 al M. General, Ernest N. Harmon al mando de la 2ª División Blindada), habló en nombre de la mayoría de sus colegas cuando describió las características que debía tener el tanque: "primero: potencia de fuego; Segundo: maniobrabilidad en el campo de batalla; Tercero: tanto blindaje como pueda tener después de obtenerse los dos primeros requisitos, todavía manteniéndose dentro de un peso que le permita cruzar a través de obstáculos con nuestro equipamiento de puentes”.

La razón principal de que los tanquistas dieran la bienvenida a los más pesadamente blindados 200 tanques de asalto M4A3E2 (el conocido M4A3E2 Jumbo, con placas de blindaje frontal de 100 a 140 mm) que entraron en acción en el otoño de 1944, fue que los tanquistas necesitaban un mayor blindaje con en el fin de acercarse lo suficiente a los tanques alemanes a fin de que fueran efectivos sus cañones de 75 y 76 mm.


Un intento por parte del Armored Force Board en el otoño de 1943 de proporcionar un M4 con un cañón más poderoso, el 90mm, había fracasado. Se había comenzado la labor de desarrollo del cañón antiaéreo de 90 mm para adaptarlo a su uso en tanques y autopropulsados ya a principios de la guerra, después de que informes desde el Cairo indicaran que los alemanes en Libia estaban usando con éxito sus 88mm como arma antitanque, de tal forma que el nuevo antitanque norteamericano de 90mm fue estandarizado como M3 en septiembre de 1943. Acto seguido, el Armored Force Board creyendo que el M4 era el único tanque que se podía entregar a tiempo para la invasión de Europa, recomendó que los cañones de 90 mm se instalasen en mil tanques M4A3. El General de división Gladeon M. Barnes, jefe del Departamento de Investigación y Desarrollo rechazó tal recomendación; y también el General McNair con el asesoramiento del Brigadier General John M. Lentz.


Barnes no tenía nada en contra de los cañones de 90mm; por el contrario, él y el Coronel Joseph M. Colby, jefe del Departamento de desarrollo e ingeniería en el Centro de artillería de Tanques-Automóviles de Detroit habían hecho todo lo posible para conseguir introducirlo en el campo de batalla como cañón autopropulsado, por encima de la decidida oposición del ejército, cuya nueva División de desarrollos continuaba insistiendo en que los cañones de 75 y 76mm eran adecuados. Gracias en gran parte a los esfuerzos de Barnes, respaldado por la Junta de Cazacarros (Tank Destroyer Board), el M36 de 90 mm llegó a Europa a tiempo para desempeñar su papel en las batallas de la llanura del Rur. Pero Barnes no quería el 90 mm en el tanque M4. Creía que era un arma demasiado pesada para el tanque; que producía "un diseño demasiado desequilibrado."
Y juro á los altos dioses y al gran Júpiter Olimpo,
A Telus y al gran Nereo, y al dios Marte encruelecido,
Y á las deidades del huerco,y por el caos entendido,
De ser en cuanto viviere, de Roma crudo enemigo.

( Romancero castellano)
Avatar de Usuario
kenubal
Moderador
 
Mensajes: 1707
Registrado: Sab Feb 28, 2009 11:18 pm
Ubicación: Ortegal

Re: El blindaje norteamericano. Una autocrítica contemporánea.

Notapor kenubal el Mié Oct 17, 2012 7:46 pm

Un paréntesis al ladrillo:

El conocido humorista/analista gráfico del Detroit News, Henry Paine, se tiene hecho eco en nuestros tiempos de esta supuesta inferioridad norteamericana en la calidad de sus blindados en relación con la de los alemanes para, obviamente exagerándola, compararla con situaciones equivalentes de la actualidad. En la de abajo traza un paralelismo entre la situación del blindaje en Normandía en 1944, con la de las fuerzas norteamericanas en Afganistán hoy en día, para así intentar dejar en evidencia a los que solicitan la retirada basándose para ello en la supuesta falta de preparación estadounidense:

Imagen


Esta otra de abajo no tiene nada que ver con lo de la calidad del blindaje estadounidense (más bien con lo de las caricaturas del profeta), pero es que….. me parece cojonuda:

Imagen

De: http://www.educationreport.org/pubs/mcc ... ?count=100

Un saludo
Y juro á los altos dioses y al gran Júpiter Olimpo,
A Telus y al gran Nereo, y al dios Marte encruelecido,
Y á las deidades del huerco,y por el caos entendido,
De ser en cuanto viviere, de Roma crudo enemigo.

( Romancero castellano)
Avatar de Usuario
kenubal
Moderador
 
Mensajes: 1707
Registrado: Sab Feb 28, 2009 11:18 pm
Ubicación: Ortegal

Re: El blindaje norteamericano. Una autocrítica contemporánea.

Notapor poliorcetes el Mié Oct 17, 2012 9:15 pm

De ladrillo, nada. Es un tema apasionante, sobre todo por la tardanza en reaccionar. ¿Cómo no lanzaron un programa de urgencia después de Casserine?

¿Vas a cubrir el 17pdr por separado?
Nunca digas que éste es mi último sendero
Avatar de Usuario
poliorcetes
Site Admin
 
Mensajes: 10003
Registrado: Vie Abr 17, 2009 11:54 am

Re: El blindaje norteamericano. Una autocrítica contemporánea.

Notapor kenubal el Mié Oct 17, 2012 9:45 pm

¿Por qué no reaccionaron?, lo verás en los siguientes post, pero es que tampoco era sencillo cambiar de repente de doctrina, eso sin contar los orgullos y conflictos de intereses. Los norteamericanos fiaban la lucha contracarro en sus batallones contracarro, y en una doctrina de uso que preveía su concentración y despliegue en profundidad para ello. Los tanques se usaban para apoyo a la infantería, a falta de cañones de asalto. En el norte de África, y hablo de memoria, desplegaron siete batalllones, y con la excepción de la battalla por El Guetar, con el 601 enfrentado a la 10ª Panzer, no consiguieron aplicar dicha doctrina en los Batallones cazatanques desplegados. Cada vez más y más los cazacarros norteamericanos se encontraban dispersos por el frente, en compañías y secciones. En primera línea e irónicamente en funciones de artillería autopropulsada. El tanque norteamericano adoptó un papel, el de la lucha contra otros tanques, para el cual no había sido pensado. Para complicar más las cosas, los cazatanques norteamericanos fiaban su rol de combate a su alta movilidad y rapidez, estando muy pobremente blindados y mediocramente armados. Basta comparar los cazatanques alemanes y rusos, fuertemente blindados y muy bien artillados, con los norteamericanos para entender las diferencias entre ambos. Además hasta la llegada del M36 y su 90 mm estaban muy mal armados.

Llegar al norte de África en 1943 con M3, M6 y cañones remolcados de 37 mm fue absurdo, pero evolucionar tan poco para el verano de 1944 aún lo fue más.

Un saludo
Y juro á los altos dioses y al gran Júpiter Olimpo,
A Telus y al gran Nereo, y al dios Marte encruelecido,
Y á las deidades del huerco,y por el caos entendido,
De ser en cuanto viviere, de Roma crudo enemigo.

( Romancero castellano)
Avatar de Usuario
kenubal
Moderador
 
Mensajes: 1707
Registrado: Sab Feb 28, 2009 11:18 pm
Ubicación: Ortegal

Re: El blindaje norteamericano. Una autocrítica contemporánea.

Notapor Roger el Jue Oct 18, 2012 2:19 pm

kenubal escribió: Para complicar más las cosas, los cazatanques norteamericanos fiaban su rol de combate a su alta movilidad y rapidez, estando muy pobremente blindados y mediocramente armados. Basta comparar los cazatanques alemanes y rusos, fuertemente blindados y muy bien artillados



pero eso tiene un coste, como que el SU-152 solamente dispusiera de 20 proyectiles

también a mayor complejidad y tamaño mayor coste por unidad y menor producción

tampoco podemos comparar el 88 con otros cañones, era un pieza maestra de diseño sin parangón como fue la mg42 en el campo de las ametralladoras, sin duda 2 magníficas armas que salvaron a los alemanes en muchas ocasiones
"las victorias tienen más de cien padres, pero las derrotas son siempre huérfanas"
Avatar de Usuario
Roger
 
Mensajes: 2394
Registrado: Jue Ago 11, 2005 6:55 pm
Ubicación: Bailando en la disco con Milla Jovovich

Re: El blindaje norteamericano. Una autocrítica contemporánea.

Notapor poliorcetes el Jue Oct 18, 2012 2:28 pm

No sé. Ninguno de los diferentes 88 tenía nada absolutamente revolucionario ni diferente a lo que hacían otros. Simplemente, pusieron la mayoría de las apuestas a la velocidad en boca, algo que los demás tardaron mucho en aprender.

En cuanto a la MG42, es la primera de coste contenido y con la fórmula acertada para una GPMG. Pero mecánicamente no es óptima, y la vibración es tan elevada que impide el tiro preciso. Eso, por no hablar del peso.

Diría que la cúspide de las GPMG la alcanzaron los rusos con la PKM: peso, sencillez, economía de fabricación, resistencia. Nosotros mantuvimos el diseño de la MG42 mucho más allá de su relevancia, y por motivos que desconozco se ha mantenido el diseño del cajón de la MAG, que entre unas cosas y otras casi dobla el peso de la PKM.
Nunca digas que éste es mi último sendero
Avatar de Usuario
poliorcetes
Site Admin
 
Mensajes: 10003
Registrado: Vie Abr 17, 2009 11:54 am

Re: El blindaje norteamericano. Una autocrítica contemporánea.

Notapor kenubal el Jue Oct 18, 2012 8:17 pm

Continuamos...

El General Gladeon M. Barnes estaba en el centro de una lucha, que aún esperaba ganar, para obtener un mejor tanque que el M4 en el campo de batalla de 1944. La nueva serie T20, autorizada por el ASF (El anterior “Services of Supply”) en mayo de 1942, fue diseñada con mayor blindaje, una silueta más baja y mayor velocidad que el M4. A principios de la primavera de 1943, el esfuerzo se concentró en el T23. Más amplio, más pesado y más bajo que el M4, con orugas más anchas y, por lo tanto, menor presión sobre el suelo, tenía tracción trasera y una transmisión eléctrica, que los hizo mucho más fáciles de operar. El T23 era altamente maniobrable y podía hacer 35 millas por hora, en comparación con las 29 millas de la versión del M4 más rápida; su blindaje frontal era de 3 pulgadas de grosor, aproximadamente una pulgada más gruesa que de la mayoría de los M4. Su diseño, de acuerdo a un observador imparcial, "debería haber mantenido a los Estados Unidos en la vanguardia del desarrollo de tanques medios."*En abril de 1943, ASF autorizó la adquisición de 250 de estos nuevos tanques.

*Richard M. Ogorkiewicz, Armor: A History of Mechanized Forces (New York: Frederick A. Praeger, 1960), p. 197).



Imagen
Foto de : http://afvdb.50megs.com/usa/pics/mediumtankt23.html

Arriba, un T23 con cañón de 76 mm y con una torreta distinta a la de producción (se llegaron a producir un total de 248 de estos tanques).

Muy pronto, en otoño de 1942, durante la labor de desarrollo de los nuevos tanques medios, se encontró que era posible montar el cañón de 90mm en el T23. Barnes hizo todo lo posible para ello fuertemente apoyado por el General Campbell, jefe de pertrechos; pero el General de división Jacob L. Devers, por entonces Comandante General de las Fuerzas Armadas, se negó a ello y al final el T23 montó el cañón de 76 mm. En un esfuerzo para conseguir más potencia de fuego, se produjo un segundo diseño, el T25, montando el cañón de 90 mm; y un tercero, el T26, con el cañón de 90 mm, una pulgada adicional de blindaje y orugas cinco pulgadas más anchas. Se recomendó que 40 de los 250 nuevos tanques autorizados fueran del tipo T25, y 10 del T26, siendo todo ello aprobado por la ASF. Todos tuvieron la transmisión eléctrica.

Entonces comenzó la batalla para conseguir que los nuevos tanques aceptaran el uso de las armas actuales. Desafortunadamente, la transmisión eléctrica mantuvo a los tanques abiertos a algunas objeciones convincentes. Añadió cerca de 3.800 libras al peso, aumentó la presión sobre el suelo añadiendo además el problema añadido de que los T25 y T26 pudieran cruzar sobre los puentes Bailey (y del ferrocarril europeo), incluso después de la revisión del manual AR 850-15 en agosto de 1943, en el que los ingenieros elevaron la limitación de peso de los tanques para cruce de puentes a 35 toneladas. También, pruebas prolongadas del T23 en Fort Knox, Kentucky, por parte de la Junta de Armamento indicaron que la transmisión eléctrica requeriría un mantenimiento excesivo. Por todas estas razones los T23, en última instancia, se consideraron insatisfactorios por el ejército de tierra para su uso en teatros de ultramar. Debido a las consideraciones acerca de su peso, en agosto de 1943 fue tomada la decisión de eliminar la transmisión eléctrica del T25 y T26 hacia una más convencional; de esta forma fueron rediseñados como variantes T25E1 y T26E1.


Imagen
Foto de: http://mailer.fsu.edu/~akirk/tanks/

Arriba, un T25E1. Lleva ya el nuevo sistema de suspensión con barras de torsión, en comparación con la de muelles del M23 de la foto anterior.

Incluso con la objeción de peso eliminada, parecía casi imposible convencer al Army Ground Forces (AGF) acerca de los nuevos tanques. Éste estaba convencido con el M4, tan fácil de embarcar y de manejar; convencido de la función de "explotación" del blindaje; todavía no habían tenido ninguna experiencia en operaciones de blindados comparables a las de los alemanes en Rusia, experiencias que los habían llevado a desarrollar los tanques Panther y Tiger.

El General McNair no tenía ninguna objeción a la "experimentación" con tanques dotados con cañón de 90mm, pero sentía que mediante el suministro de ellos la AGF debería de alentar batallas de tanque contra tanque en lugar de encomendarle esa tarea a la artillería de campo y a los cazacarros a los que, según pensaba, pertenecía. En octubre de 1943, se obvió por tanto una recomendación urgente del general Barnes para comenzar la producción inmediata de 500 de cada uno de los nuevos tanques, T25E1, T26E1 y el T23.
Y juro á los altos dioses y al gran Júpiter Olimpo,
A Telus y al gran Nereo, y al dios Marte encruelecido,
Y á las deidades del huerco,y por el caos entendido,
De ser en cuanto viviere, de Roma crudo enemigo.

( Romancero castellano)
Avatar de Usuario
kenubal
Moderador
 
Mensajes: 1707
Registrado: Sab Feb 28, 2009 11:18 pm
Ubicación: Ortegal

Re: El blindaje norteamericano. Una autocrítica contemporánea.

Notapor Roger el Vie Oct 19, 2012 3:24 pm

poliorcetes escribió:No sé. Ninguno de los diferentes 88 tenía nada absolutamente revolucionario

En cuanto a la MG42


¿Qué hubiera sido de Rommel en el desierto sin los 88? Qué decir de la terrorífica "máquina de coser" como se apodaba a la mg42

No podemos plantear un combate cara a cara entre cazacarros y tanques alemanes, es ridículo. Pensar al contrario, ¿Serían útiles los cazacarros alemanes si los empleamos en campo abierto contra los Sherman en vez de emboscarlos?


Hay que dar también ejemplos en favor de los tanques americanos, por ejemplo cómo en Normandia (25 julio 44) fueron destruidos en cuestión de minutos 4 Tigers y sin que estos respondieran a los disparos

WITTMAN'S LAST BATTLE
All 4 Tigers of panzer ace Michael Wittman's group were knocked out, a Brit Firefly got 3, and Canadian Sher 75mm's got a 4th, which was probably Wittmans.


http://forums.gamesquad.com/showthread. ... tos/page42
"las victorias tienen más de cien padres, pero las derrotas son siempre huérfanas"
Avatar de Usuario
Roger
 
Mensajes: 2394
Registrado: Jue Ago 11, 2005 6:55 pm
Ubicación: Bailando en la disco con Milla Jovovich

Re: El blindaje norteamericano. Una autocrítica contemporánea.

Notapor kenubal el Vie Oct 19, 2012 7:37 pm

Según yo lo veo no es un problema de alemanes o americanos. Es de medios y de doctrina. Da igual la nacionalidad; en campo abierto tal y como tu planteas, y contra una pantalla de cazacarros o cañones antitanque bien posicionados y camuflados, cualquier ataque frontal llevado a cabo únicamente por parte de los blindados, es de éxito bastante comprometido. Ahora bien, estarás de acuerdo que en una defensa antitanque el factor definitivo es el cañón, y no el soporte, y sí su potencia, precisión y alcance que son al cabo los que marcaran la diferencia.

En lo que a material respecta, en el norte de África, hasta la campaña de Tunez no llegaron los primeros M10 norteamericanos con sus piezas de 76 mm. Ahora imagínate antes de eso, por ejemplo en el famoso Kasserine, una barrera antitanque norteamericana equipada con cañones de 37 mm, los que montaban los M6, y los que llevaban una pieza de artillería clásica y anticuada -de la primera guerra mundial- de 75 mm, es decir los semiorugas M3.

Al reves imagínate ahora, una barrera antitanque alemana de 1943, con Pak 38, 40 y Flak 18/36, con sus 50, 75 y 88 mm.

Evidentemente en 1943 el equipamiento antitanque alemán no era comparable al norteamericano, y no tiene que ver con el forofismo tan en boga. Más tarde las cosas en ese aspecto sí se igualaron. Pero, en un ataque bien coordinado de armas combinadas, con los tanques avanzando en distintos escalones, una vez que el fuego de sus piezas revele la posición de los antitanques, ahí es donde la precisión y sobre todo el alcance eficaz juega a favor del que lo tenga. Y en eso el equipo alemán de 1943 llevaba ventaja sobre el norteamericano.

En cuestión de doctrina alemana, ya está extensamente desarrollado en otro hilo, pero en cuestión de la americana te voy a extractar, ya traducido, un extracto de la obra de Christopher R. Gabel: “Seek, Strike, and Destroy: U.S. Army Tank Destroyer Doctrine in World War II” (Combat Studies Institute. U.S. Army Command and General Staff College. Fort Leavenworth, Kansas 66027-6900), que me parece clarificadora:


El manual FM 18-5 de 1942 afirmaba que los batallones cazatanques deberían de ser prácticamente unidades autónomas. Tal autosuficiencia, sin embargo, se aplicaba únicamente ante el blindaje enemigo, ya que: "los cazacarros están mal adaptados para el combate cercano contra fuertes concentraciones de tropas enemigas de infantería" (1). Cuando se enfrentaban con fuertes concentraciones de artillería e infantería enemiga, las compañías de cazatanques se mantenían en retaguardia, con sólo la compañía de reconocimiento manteniendo el contacto. En tales situaciones, los cazatanques se convertían en altamente dependientes de otras fuerzas amigas. Por lo tanto, el manual instaba a que "la petición de ayuda a otras tropas se realice sin vacilación cuando los cazatanques se enfrenten con situaciones para las que no están diseñados." (2) Aunque el FM 18-5 recomendaba que el "el empleo de unidades de cazatanques debe realizarse en estrecha coordinación con otras tropas", no detallaba cómo debía de efectuarse esa coordinación.

En otras palabras, el FM 18-5 subestimaba la importancia de las armas combinadas, no sólo el modo en como las aplicaba el enemigo, sino también en como la desarrollaban las propias. La interacción con las otras armas tomó la forma de "coordinación", no la de integración de misiones y de sus medios. Significativamente, la única referencia a las armas combinadas en el FM 18-5 es una sección de dos páginas que se encuentra cerca del final del manual, en el capítulo sobre la formación. Está claro que los formuladores de la doctrina cazatanques norteamericana consideraban que sus fuerzas serían capaces de ejecutar su misión semi-independiente en circunstancias estrictamente definidas y altamente favorables: tendrían servicios de inteligencia exhaustivos y oportunos; prioridad en las carreteras (para un rápido contradespliegue); terreno ventajoso detrás de las líneas propias y una amenaza a los blindados enemigos por parte de fuerzas amigas situadas muy cerca, y dispuestas a adaptar sus acciones de conformidad con los cazatanques.


(1) U.S. War Department, FM 18-5, Tank Destroyer Field Manual, Organization and Tactics
of Tank Destroyer Units (Washington, DC: U.S. Government Printing Office, 1942)
(2) Ibid. Textualmente dice : “COOPERATION OF OTHER TROOPS.-Employment of tank destroyer units should be in close coordination with other troops. Calls for the assistance of other troops are made without hesitation when tank destroyers are confronted with situations with which they are not designed to cope. Maximum combat aviation support is particularly essential in fast-moving situations. Actions and dispositions of antitank units, artillery, and antiaircraft artillery strongly influence tank destroyer employment.

Un saludo

.
Y juro á los altos dioses y al gran Júpiter Olimpo,
A Telus y al gran Nereo, y al dios Marte encruelecido,
Y á las deidades del huerco,y por el caos entendido,
De ser en cuanto viviere, de Roma crudo enemigo.

( Romancero castellano)
Avatar de Usuario
kenubal
Moderador
 
Mensajes: 1707
Registrado: Sab Feb 28, 2009 11:18 pm
Ubicación: Ortegal

Re: El blindaje norteamericano. Una autocrítica contemporánea.

Notapor kenubal el Sab Oct 20, 2012 9:22 am

Continuamos..

El primer avance en el programa de T25E1 y T26E1 llegaba unas semanas más tarde, cuando el General Devers cablegrafió desde Londres una solicitud para otorgar la más alta prioridad al T26. En enero de 1944, ASF autorizó 250 adicionales. Aunque esto era mejor que 10, era tan sólo una fracción de lo que se requería, y Barnes continuó presionando con urgencia para obtener mil tanques con cañón de 90 mm. Pero el General Moore de la nueva División de requisitos, del AGF, siguió oponiéndose al programa; tan tarde como mediados de abril de 1944, AGF salió con la asombrosa solicitud de 6.000 tanques T25E1 y T26E1 producidos con los cañones de 75 y 76 mm. Se tomaron medidas desde el teatro europeo para conseguir que se acelerara el programa de tanques con cañón de 90 mm. Poco antes del día D, desde dicho teatro, se pidió que cesara la producción de tanques de 75 y 76 mm, y que en el futuro el 25 por ciento de los tanques estuviera armado con el cañón de 90 mm y el 75 por ciento con el obús de 105 mm.

Se solicitó una máxima producción con las siguientes prioridades:

(1) el T26E1 (ahora renombrado como tanque pesado);

(2) el T25E1;

(3) el M4A3 con cañón de 90-mm u obús de 105-mm.

En enero de 1945 la proporción solicitada de tanques de 90 mm y 105-mm se había invertido. El teatro europeo requería cuatro tanques de 90 mm por cada uno de 105 mm, principalmente a causa de la mayor potencia de penetración de los de 90 mm., pero también porque la experiencia de combate había revelado varias deficiencias en el tanque con obús de 105 mm, la más importante de las cuales era la falta de potencia de giro (de la torreta)*

* Estrictamente hablando no es que le faltara potencia, es que el giro de la torreta en el Sherman equipado con obús de 105 era manual.

Después del día D, la desilusión con el cañón de 76 mm aumentó con la experiencia adquirida en el campo de batalla. Bradley señaló que el 76 mm a menudo "arañaba más que penetraba" el pesado blindaje de los Panther y Tiger alemanes. Consciente de que los británicos podían perforar al Panther con sus cañones de 17 libras montados en el Sherman, que llamaron Firefly, solicitó al General Montgomery equipar un M4 en cada pelotón de tanques estadounidense con un cañón de 17 libras. Este esfuerzo quedó en nada por dos razones: en primer lugar, las fábricas de artillería en Inglaterra estaban sobrecargadas con los pedidos británicos; y en segundo lugar, las unidades de combate estaban demasiado cortas de tanques como para enviar algunos a Inglaterra con tal propósito. La solución de Bradley por el momento fue utilizar cañones remolcados de 90 mm para formar una línea secundaria de defensa detrás de su Shermans.*

* (1) Bradley, A Soldier's Story, pp. 322-23. (2) First Army Rpt 2, Vol. Ill, p. 5. (3) AFV&W Sec Rpt, p. 21]
Y juro á los altos dioses y al gran Júpiter Olimpo,
A Telus y al gran Nereo, y al dios Marte encruelecido,
Y á las deidades del huerco,y por el caos entendido,
De ser en cuanto viviere, de Roma crudo enemigo.

( Romancero castellano)
Avatar de Usuario
kenubal
Moderador
 
Mensajes: 1707
Registrado: Sab Feb 28, 2009 11:18 pm
Ubicación: Ortegal

Re: El blindaje norteamericano. Una autocrítica contemporánea.

Notapor kenubal el Lun Oct 22, 2012 10:56 pm

(...)
Imagen

Cuando el Brigadier General Joseph A. Holly, (en la foto ) jefe de la Sección de vehículos blindados y armas (Armored Force Board) del ETOUSA (European Theater of Operations, United States Army), regresó a los Estados Unidos en julio de 1944 para solicitar el envío de más cañones autopropulsados con cañones de 90 mm, buscó la posibilidad de obtener un tanque montado con tal cañón. Evidentemente, la mejor apuesta para obtener resultados rápidos seguía siendo montar dicho cañón en el Sherman, tanque ya de gran producción. En Detroit, Holly inspeccionó un M4 modificado por la Chrysler para llevar el 90mm y pensó que este tenía "tentadoras posibilidades." Pero la producción de T26E1 se había iniciado ya y tenía tan alta prioridad que la entrega de M4 modificados no podría ser comprometida antes de enero de 1945. En ese momento el T26E1 debería estar saliendo de las líneas de producción en cantidades limitadas: 10 fueron programados para octubre, 30 para noviembre, 50 para diciembre, 125 para enero y 200 para febrero.

La decisión, por lo tanto, fue la de abandonar la posible modificación del M4 y dar todas las mayores facilidades para promover la producción del T26E1.

Después de la producción de los primeros diez T26E1, las pruebas demostraron que eran necesarias ciertas modificaciones, incluyendo la provisión de una mayor estiba de municiones. Después de que fueran realizados estos cambios, el tanque fue clasificado como tanque pesado T26E3 y fue estandarizado como M26 (General Pershing). El General Barnes insistió en que de los 40 primeros en salir de la línea de producción, 20 fueran enviados a ultramar simultáneamente con el envío de los otros 20 a Fort Knox para pruebas. El AGF se opuso, instando a que se realizarán los ensayos antes de que los tanques se enviaran al frente; pero Barnes (amenazando con ir al General Marshall si fuese necesario) apeló al Mayor General Russell L. Maxwell, asistente del Jefe de Estado Mayor G-4 y ganó en este punto. Los 20 T26E3 estuvieron en Europa antes de finales de enero de 1945.


Imagen
Foto de: http://www.allpar.com/history/military/ ... cracy.html
Una imagen del diseño realizado por la Chrysler para un M4 Sherman equipado con cañón de 90 mm, (el mismo que inspecciono el Brigadier General Joseph A. Holly en su visita a Detroit) modelo que de haberse fabricado hubiera representado la evolución lógica del M4 para el verano de 1944, o eso me parece, el cual a su vez podría haber vaciado de contenido la doctrina McNair. No llegó a producirse.


Un saludo
Y juro á los altos dioses y al gran Júpiter Olimpo,
A Telus y al gran Nereo, y al dios Marte encruelecido,
Y á las deidades del huerco,y por el caos entendido,
De ser en cuanto viviere, de Roma crudo enemigo.

( Romancero castellano)
Avatar de Usuario
kenubal
Moderador
 
Mensajes: 1707
Registrado: Sab Feb 28, 2009 11:18 pm
Ubicación: Ortegal

PrevioSiguiente

Volver a Sección histórica

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados