Conflicto de Angola - La Fuerza Aérea Cubana

Todo sobre la Segunda Guerra Mundial y conflictos anteriores

Moderadores: poliorcetes, Lepanto, Orel, Edu

Conflicto de Angola - La Fuerza Aérea Cubana

Notapor BND el Mié Jun 26, 2013 4:15 pm

LA FUERZA AEREA CUBANA EN EL CONFLICTO DE ANGOLA

El conflicto de Angola enfrentó al gobierno del MPLA y sus aliados de Cuba y la SWAPO, que luchaba por la independencia de Namibia, contra UNITA, el FNLA, Sudáfrica y Zaire. Los primeros recibieron apoyo de asesores y material soviético y los segundos asesores y material de Estados Unidos, China, además de mercenarios occidentales.
Los cubanos llegaron a tener 60.000 soldados a fines del conflicto y su Fuerza Aérea fue la clave de la victoria.

LA LLEGADA A ANGOLA

A partir de 1984 la FAR en Angola recibe cazas MiG-23ML y MiG-23UB, hasta llegar a la cifra de 50 aparatos. Allí el grueso de sus misiones fueron de ataque a tierra. Estos excelentes cazas rusos, llamados “chorizos” por los pilotos cubanos, tenían el doble del radio de acción y carga de combate que los MiG-21 (llamados “salchichas”), y se convierten en un importantísimo factor en la victoria cubano-angolana, siendo el azote de la UNITA en 1984-1987, y del SADF sudafricano al intervenir éste en 1987-1988.

Imagen
Mig 23 de la Fuera Aérea de Cuba

LAS BATALLAS POR CUITO CUANAVALE

LOS MIG 23 EN LA CAMPAÑA DE 1987

Cuando en noviembre de 1987 Angola pide ayuda militar a Cuba tras la derrota de la ofensiva de la FAPLA "Saludando a Octubre", el mando cubano decide intervenir en la batalla de Cuito Cuanavale. Los primeros destacamentos acorazados y de artillería cubanos son enviados a Cuito desde Menongue, y avanzan los 200 km bajo la cobertura de los MiG-21 y MiG-23. Otra medida decisiva es mandar desde Cuba los mejores pilotos de MiG-23 en vuelos directos de Ilyushin Il-62M. Los MiG-23ML del Teniente Coronel Armando González "El Guajiro", son concentrados en Menongue y actuarán desde esta base aérea, junto a los MiG-21bis. Otro escuadrón entero de MiG-23ML es enviado de Cuba en el buque "Las Coloradas". La primera tarea de los MiG-23ML, es cubrir el repliegue de la FAPLA hacia Cuito Cuanavale.

Imagen
MiG-23 con los colores de la FAPA. La imagen refleja un MiG-23MF, que en realidad no estuvo en Angola, sino sólo los ML y UB. (Dibujo de Chris Banyai-Riepl)

Con la aparición de los MiG-23ML en el sur de Angola la FAR conquista la superioridad aérea sobre la SAAF, la cual el 27 de setiembre pierde su primer Mirage F1 derribado por MiG-23ML, desde lo cual la SAAF evitaba contacto directo con los MiG-23. De noviembre de 1987 a enero de 1988 los MiG-21 y MiG-23 de la FAR hacen más de 1,000 misiones de combate en apoyo de la FAPLA y frenando el avance del SADF y la UNITA hacia Cuito Cuanavale, obligándolos a moverse sólo de noche, y a enmascararse muy bien de día. Ya el 5 de enero de 1988 el soldado sudafricano V.W. Beling escribía en su diario (ocupado luego de la derrota sudafricana en el combate de Tchipa el 27 de junio de 1988):


"Hoy ha sido un día aburrido, al levantarnos tuvimos una marcha de iglesia, después sólo tuvimos el resto del día. Todo el día estamos huyendo de los MiGs. Corremos hacia nuestros huecos y nos sentamos ahí hasta que se van. Entonces volvemos a la red de enmascaramiento...." (Humberto Trujillo)

El 15 de diciembre de 1987 el SADF comienza la "Operación Hooper", con el objetivo de destruir junto a la UNITA a la agrupación de la FAPLA en Cuito Cuanavale. Sus obuses enmascarados G5 y G6 con 42 km de alcance, inician el hostigamiento de la base aérea de Cuito, lo cual obliga a sus defensores a limitar el empleo de la base aérea por los MiGs, aunque los helicópteros Mi-8 y Mi-24 siguen operando desde allí. Pero con sus intensos bombardeos, los MiGs permiten ganar un vital tiempo para preparar la defensa, y con ello los MiG-23 comienzan a convertirse en factor decisivo de la batalla.

LOS MIG 23 EN LA DEFENSA DE CUITO CUANAVALE

Imagen
MiG-23ML FAPA C-436 con cuatro bombas FAB-250 de 250 kg y un tanque PTB-600 de 600 litros.



Esta fue la batalla más grande en la historia del Africa negra, y tuvo consecuencias que decidieron la guerra a favor del lado cubano-angolano. El SADF y la UNITA realizan varios intentos de romper las defensas de Cuito Cuanavale. El 13 de enero por la mañana se produce el primer gran ataque, pero se encuentran con una defensa inesperada, y sólo logran avanzar 3 km en algunos puntos.
Ese día era tormentoso, con torrenciales aguaceros, y los sudafricanos pensaron que los MiGs no despegarían. Por eso se agruparon abiertamente para efectuar un segundo ataque por la tarde, sin enmascararse y en estrechas formaciones de blindados. Este error lo pagan caro. El tiempo mejora ligeramente, y de inmediato despegan de Menongue los MiG-21bis y MiG-23ML cubanos lidereados por el Coronel Humberto Trujillo, con 1 tonelada de bombas cada uno. Ellos sorprenden a la agrupación del SADF, y le causan cuantiosas bajas, destruyendo numerosos equipos. Para aprovechar la ocasión despegan de nuevo los MiGs otras dos veces, esta vez con 2 toneladas de bombas cada uno, y escoltados por 4 MiG-23ML con misiles R-24 y R-60 por si aparecen los Mirage F1 de la SAAF. Los MiGs hacen esa tarde 22 misiones, machacando con 32 toneladas de bombas al SADF, que pierde numerosos equipos pesados. Tras este bombardeo, el SADF desiste del ataque, y se retira de la zona de combates para reponer fuerzas, tras perder 7 tanques Olifants, varios blindados Elands y otros vehículos por el fuego de la artillería, los T-55 y los MiG-21bis y MiG-23ML de la FAR.

Imagen

Tres días después, el 16 de enero el Coronel Trujillo y el Teniente Coronel Armando Gonzáles realizan una misión de exploración con MiG-23, y descubren un Olifant solitario, a varios km al este de Cuito Cuanavale. Siguiendo sus huellas, encuentran una agrupación del SADF enmascarada, con tanques, blindados, obuses y camiones. Los MiGs siguen de largo, para hacer creer al enemigo que no fueron descubiertos, y a 25 km de distancia suben a 7,000 m para llamar y esperar al grupo de choque de 4 MiG-23ML con bombas. Al llegar el grupo, los seis MiG-23ML se lanzan en una picada de 60° al enemigo, lanzando varias toneladas de bombas, y ascendiendo de la picada con 7 Gs de sobrecarga. Los sudafricanos sufrieron tal sorpresa, que no se defendieron con sus misiles ni cañones.
El enemigo necesita todo un mes para reponer fuerzas tras su primer fracaso, y el 14 de febrero de 1988 las fuerzas del SADF y la UNITA inician un segundo ataque a las defensas de Cuito Cuanavale. A las 9.30 h de la mañana los MiG-23 de Juan Pérez y Eladio Avila detectan el enemigo avanzando en formación de combate. De inmediato despegan otros 5 MiG-23ML, descargando sus bombas en medio de las líneas enemigas. El ataque enemigo es rechazado, pero a las 13.30 h se repite. Fuerzas de hasta tres batallones del SADF y seis de la UNITA avanzan apoyados por más de 100 blindados de varios tipos, entre ellos 40 tanques Olifants. Con tal superioridad de fuerzas, logran romper la defensa de la 59° Brigada angolana, pero son detenidos por un audaz contraataque de 8 tanques T-55 cubanos, y los sudafricanos pierden 10 Olifants, retirándose. La FAR contribuye al rechazo del ataque enemigo, cumpliendo los MiGs, 35 misiones de apoyo aéreo con bombas, y 14 de cobertura aérea. Días después, el 20 de febrero, se repite el ataque con los tanques Olifant, blindados Eland, Ratel y Casspir, que fue rechazado de nuevo con el apoyo de los MiG-23. Ese mismo sábado 20 de febrero por la mañana, la SAAF tiene otra pérdida dolorosa, cuando los cubanos derriban otro Mirage F1AZ SAAF-245 (del mayor Edward R. Every), con llos cañones de 23 mm de la Shilka ZSU-23-4 de Juan y José, y el misil Strela-3 (SA-14) del cohetero Ernesto.


Imagen
Armamento del SADF destruidos por ataques de MiG-23 por Cuito el 13 de enero de 1988 (Humberto Trujillo, "Trueno justiciero")

Imagen
La moral de los cubanos siempre fue alta. Técnicos colocan un misil R-24R al MiG-23ML (César Gómez, "Viaje al centro de los héroes")

Imagen
El personal de tierra trabajó arduamente. Ningún MiG-23 estuvo de baja durante la campaña final de 1988.

Imagen
Sistema antiaéreo cubano Strela-10 (SA-13) en Cuito.

Imagen

El 25 de febrero por la madrugada el SADF y la UNITA inician otra fuerte ofensiva, iluminándose con bengalas. Sin embargo, caen en los nuevos campos de minas, y bajo el fuego de los cañones de 130mm cubanos y los T-55. En la oscuridad su infantería y blindados se detienen confundidos, y avanzan lentamente con grandes pérdidas. Los MiG-21 y MiG-23 hacen 52 misiones desde Menongue, arrojando 26 toneladas de bombas al enemigo, cuyo ataque de turno es rechazado.

Este día 25 de febrero se producen los últimos encuentros aéreos de los MiG-23 en la guerra. Durante febrero comienza la caza de los obuses G5 y G6, que hostigaban todo el tiempo a las tropas por Cuito. Anteriormente los MiG-23ML salían a atacar estos obuses, guiándose por las indicaciones de los angolanos o rusos. Pero esta información era inexacta, o retrasada, y no los encontraban. Los sudafricanos se enmascaraban muy bien, y dejaban de disparar cuando detectaban en despegue de los MiG-23, además de que también todo el tiempo cambiaban de posición. Entonces el mando de la aviación cubana organiza su propia fuente de información, explorando la zona con parejas MiG-23ML, que debían llamar al grupos de apoyo de MiG-23. A mediados de febrero el Coronel Trujillo detecta un cañón G5 por el río Chambinga, y en vuelo rasante le lanza bombas con paracaídas, luego llegan los demás MiG-23, que destruyen la pieza. El 21 de febrero el Coronel Trujillo junto al Coronel Luis Alonso Reina organiza la exploración aérea contra los G5. Desde entonces los sudafricanos son más cuidadosos, se tienen que retirar al alcance máximo de sus piezas (disminuyendo la puntería), y cada vez que detectan el despegue de los MiGs de Menongue, dejan de disparar y se enconden. Los obuses son en buena medida neutralizados por los MiG-23ML. Un soldado sudafricano reconoce:


“Los MiGs eran el gran problema en Angola. Nosotros no podiamos usar nada contra ellos, y la FAPLA (con apoyo de Cuba y Rusia) tenian efectivamente la superioridad aerea. Un sargento de G5 (Artilleria) me dijo: “Cuando los MiGs estan en el aire, la guerra se detiene”. Los G5 y lanzacohetes multiples tenian que ser cuidadosos en hacer fuego en dias claros, porque sus posiciones se detectaban, y venian los MiGs a cazarlos” (Barri Flower)

EL ÚLTIMO ATAQUE. LA DERROTA DE SADF.


El 1 de marzo de 1988 se produce el quinto ataque a las defensas angolano-cubanas por Cuito Cuanavale. Ese día el SADF pierde 20 muertos y 59 heridos, según sus radiocomunicaciones monitoreadas desde el lado cubano. El SADF y la UNITA demoran en reponerse 1,5 mes, y el 23 de marzo inician el último intento de avance por Cuito Cuanavale, que termina con otro gran fracaso, conocido como "El desastre de Tumpo". Para entonces la defensa de Cuito ya había sido reforzada con tropas regulares cubanas. Tras horas de combate, el enemigo comienza a retirarse a las 16.00 horas, con grandes bajas, y la pérdida de cuantiosa técnica en manos cubano-angolanas, entre ellos 3 tanques Olifants. La aviación apoya intensamente la defensa de Cuito. Para elevar la efectividad de sus golpes, la artillería cubana lanza proyectiles fumígenos en medio de las líneas enemigas, marcánle el objetivo exacto a los rasantes MiG-21 y MiG-23. Ese día el combate fue tan intenso, que los sudafricanos dispararon 700 proyectiles de 155 mm de G5, 36 cohetes de Walkirie, y 66 granadas de mortero.
El fracaso definitivo del SADF ante Cuito Cuanavale, en su mayor batalla de su historia, tiene varias consecuencias. Una de ellas es que la SAAF desiste seguir participando activamente en la guerra, hasta que no reciba nuevo equipamiento, pues sus Mirage F1AZ con misiles Kukri son netamente inferiores al MiG-23ML con misiles R-24/R-60. Ese mismo día 23 de marzo los Mirage F1AZ de la SAAF se ven obligados a hacer su último 683 vuelo de combate en la campaña, abandonando a sus tropas terrestres y dejando definitivamente el aire en manos de los MiG-23ML, que seguirán machacando impunemente al SADF y la UNITA. Sólo de enero a marzo de 1988 los MiGs cubanos cumplen 1,283 misiones de vuelo por Cuito Cuanavale, realizando 722 misiones de bombardeo y 561 misiones de cobertura aérea, arrojan 358 t de bombas y 4,000 cohetes S-5, además de otras municiones, causando inmensas pérdidas en hombres y equipos. Aunque oficialmente el SADF reconoció sólo 31 muertos durante Cuito Cuanavale, fuentes extraoficiales sudafricanas admiten que tuvieron 715 muertos.

Imagen
Tanque Olifant del SADF destruído en Cuito Cuanavale (Foto de "La guerra de Angola")

Imagen
Soldados cubanos posan junto a uno de los Olifants de trofeo (César Gómez, "Viaje al centro de los héroes")

Imagen
Este Olifant fue capturado tras caer en un campo de minas (La guerra de Angola)


LA OFENSIVA HACIA NAMIBIA

........
Avatar de Usuario
BND
 
Mensajes: 209
Registrado: Jue Abr 04, 2013 8:47 pm
Ubicación: Buenos Aires

Re: CONFLICTO DE ANGOLA-LA FUERZA AEREA CUBANA

Notapor Edu el Mié Jun 26, 2013 6:04 pm

El documento es muy interesante (desde que estuve hace unos años en Angola, me interesa especialmente todo lo que pasa en aquella tierra), pero te agradecería que citases fuentes, de dónde lo has sacado, etc.

¡Muchas gracias!
¿Gran guerrero, dices? La guerra no le hace a uno grandioso (Yoda)
Avatar de Usuario
Edu
Moderador
 
Mensajes: 3895
Registrado: Lun Ago 06, 2007 10:05 pm
Ubicación: Madrid, a veces

Re: CONFLICTO DE ANGOLA-LA FUERZA AEREA CUBANA

Notapor BND el Mié Jun 26, 2013 6:53 pm

Si como es muy extenso y falta lo iba a agregar después, principalmente de aquí con algunos datos agregados.

http://www.urrib2000.narod.ru/EqMiG23a.html
Avatar de Usuario
BND
 
Mensajes: 209
Registrado: Jue Abr 04, 2013 8:47 pm
Ubicación: Buenos Aires

Re: CONFLICTO DE ANGOLA-LA FUERZA AEREA CUBANA

Notapor poliorcetes el Mié Jun 26, 2013 8:34 pm

Gracias por el aporte. Esta campaña me interesa por cómo refleja el factor humano:

- cuando los Mirage III se enfrentan a MiG 21 en Oriente Medio, la victoria de los Mirage es abrumadora
- cuando los Mirage F1 se enfrentan a los MiG 23, los Mirage pierden.

En teoría, la plancheta estaba en inferioridad respecto al 21, y la abuela en paridad respecto al 23 (grosso modo, claro).
Nunca digas que éste es mi último sendero
Avatar de Usuario
poliorcetes
Site Admin
 
Mensajes: 9924
Registrado: Vie Abr 17, 2009 11:54 am

Re: CONFLICTO DE ANGOLA-LA FUERZA AEREA CUBANA

Notapor BND el Mié Jun 26, 2013 8:52 pm

poliorcetes escribió:Gracias por el aporte. Esta campaña me interesa por cómo refleja el factor humano:

- cuando los Mirage III se enfrentan a MiG 21 en Oriente Medio, la victoria de los Mirage es abrumadora
- cuando los Mirage F1 se enfrentan a los MiG 23, los Mirage pierden.

En teoría, la plancheta estaba en inferioridad respecto al 21, y la abuela en paridad respecto al 23 (grosso modo, claro).


Es verdad, pero, en el caso de Oriente Medio, en los enfrentamientos entre árabes e israelíes, una cosa a tener en cuenta es el entrenamiento y calidad de los pilotos.

No sé como hubieran sido los combates aéreos con los Mig-21 pilotados por rusos.
Avatar de Usuario
BND
 
Mensajes: 209
Registrado: Jue Abr 04, 2013 8:47 pm
Ubicación: Buenos Aires

Re: CONFLICTO DE ANGOLA-LA FUERZA AEREA CUBANA

Notapor poliorcetes el Jue Jun 27, 2013 11:26 am

BND escribió:
poliorcetes escribió:Gracias por el aporte. Esta campaña me interesa por cómo refleja el factor humano:

- cuando los Mirage III se enfrentan a MiG 21 en Oriente Medio, la victoria de los Mirage es abrumadora
- cuando los Mirage F1 se enfrentan a los MiG 23, los Mirage pierden.

En teoría, la plancheta estaba en inferioridad respecto al 21, y la abuela en paridad respecto al 23 (grosso modo, claro).


Es verdad, pero, en el caso de Oriente Medio, en los enfrentamientos entre árabes e israelíes, una cosa a tener en cuenta es el entrenamiento y calidad de los pilotos.

No sé como hubieran sido los combates aéreos con los Mig-21 pilotados por rusos.


Las cosas como son, hubo combates con pilotos rusos en la guerra de atricción 69-73. Y aunque las derrotas no fueron tan apabullantes, el número de victorias israelí fue superior.

Yo esto lo interpreto tanto por problemas de doctrina rusos (el exceso de dependencia del control de tierra, que limitaba la iniciativa del piloto), como por el imperativo de supervivencia que definía el entrenamiento de los pilotos del Jel ha'Avir: La fuerza aérea israelí era y es un componente esencial para la continuidad de Madinat Israel. Entre otras consecuencias, esto provocaba que los pilotos israelíes fueran seleccionados con altísima eficiencia, y que dedicaran el máximo posible del presupuesto a su entrenamiento.

Mejor entrenamiento, más valoración de la iniciativa de los pilotos y sobre todo más motivación lograban que los pilotos rusos no fueran rival, salvo casos aislados, para los pilotos israelíes. Por las mismas fechas, otra cosa muy diferente era Vietnam. Y poco después, en Angola, ni los pilotos sudafricanos eran del nivel de los israelíes, ni los cubanos del poco nivel de los árabes.
Nunca digas que éste es mi último sendero
Avatar de Usuario
poliorcetes
Site Admin
 
Mensajes: 9924
Registrado: Vie Abr 17, 2009 11:54 am

Re: CONFLICTO DE ANGOLA-LA FUERZA AEREA CUBANA

Notapor BND el Vie Jun 28, 2013 1:51 pm

LA OFENSIVA HACIA NAMIBIA


Como en el caso sudafricano años antes, Cuba decide atacar las bases de las SADF en su propio suelo, aprovechando su superioridad aérea. Como se ha dicho, el embargo internacional impedía a Sudáfrica modernizar sus F-1 ni dotarlos con misiles más precisos para oponerse a los cazas cubanos.


Imagen
El aeródromo de Cahama, construído en tiempo récord de 2 meses a 60 km de la frontera. Desde aquí los aeródromos de la SAAF en el norte de Namibia se ponen al alcance de los MiG-23ML, elemento que sirvió de presión sicológica al final. De aquí despegan algunos de los MiG-23ML que atacaron Calueque.


Imagen
Hilera de Mirage F1 de la SAAF en su base de Ondangwa, Namibia. La base iba a ser uno de los próximos objetivos de los MiG-23ML cubanos

La URSS extrañamente se negó a facilitar los depósitos externos a los MiG-23 que los cubanos necesitaban para poder penetrar en Namibia, atacar los objetivos y salir. Pero, al contrario que el sudafricano Vorster años antes, Fidel Castro no estaba dispuesto a cesar en su empeño. Aprovechando la preparación técnica de su pueblo, el dirigente cubano envió a un grupo de ingenieros y obreros especializados para que construyeran un aeropuerto de dos pistas en la localidad de Cahama, cerca de la frontera con Namibia, para operar desde él sus cazabombarderos con gran ahorro de combustible.

Imagen
Las bien pertrechadas tropas cubanas avanzan hacia Namibia

Desde el comienzo de la campaña a fines de 1987, el mando cubano traza su plan estratégico. Mientras el SADF sería entretenido en la trampa de Cuito Cuanavale, las FAR cubanas lanzarían una gran ofensiva hacia la frontera con Namibia. Los MiG-23ML cubren el avance cubano, pero la distancia a volar desde sus bases en Menongue y Lubango aumenta, mientras que los rusos, asustados por posibles acciones cubanas en Namibia, limitan la cantidad de tanques de combustibles adicionales suministrados para ellos. Por eso el 20 de marzo de 1988 el mando cubano comienza la construcción de un nuevo aeródromo en Cahama, a 60 km de Namibia, con recursos traídos de Cuba. Las brigadas constructoras cubanas realizan la hazaña de terminar un excelente aeródromo con dos pistas asfaltadas de 2,700 y 2,500 m de largo y 30m de ancho en tiempo récord de 70 días. El 13 de marzo aterrizan allí los primeros MiG-23ML. Desde este momento, toda la zona norte de Namibia está bajo el radio de acción de los MiG-23ML, incluyendo aeródromos de la SAAF, elemento que con fuerza presiona sicológicamente a los sudafricanos.


El 4 de mayo de 1988 se produce el primer combate en el sur con el enemigo, cuando una compañía de exploración cubano-angolana del teniente Giomar Fernández, con 81 hombres (60 cubanos y 21 FAPLA) derrota en una emboscada a la 2° Compañía del 101° Batallón del SWATF, causándoles 30 bajas y 1 prisionero, 5 Casspir destruídos y 1 capturado. La columna enemiga sale huyendo por la carretera hacia Namibia, pero es alcanzada por los MiG-23ML que despegan de Lubango, y golpeada duramente de nuevo, causándole grandes pérdidas, con lo que casi deja de existir. El siguiente encuentro fue el 22 de mayo por Tchipa (pueblo a 55 km de la frontera). Una patrulla de exploración cubano-SWAPO choca con una columna de blindados del SADF. El enemigo ataca la pequeña patrulla confiado en su superioridad, mata a dos cubanos, pero llegan de nuevo los MiG-23ML. Cuatro de ellos golpean al enemigo, que se retira con fuertes bajas. Al día siguiente cerca de ese lugar el SADF cae en otra emboscada, y deja abandonados intactos 3 vehículos artillados Unimog. Por los documentos ocupados, se conoce que la unidad derrotada era parte del batallón 32° "Búfalo", tropas élites del SADF.

El 27 de junio de 1988 a las 5.00 h una patrulla de exploración cubana junto a algunos combatientes SWAPO, con 30 hombres en 3 BMP-1, embosca en el camino 15 km al sur de Tchipa a un destacamento avanzado del 61° Batallón Mecanizado, también tropas élites del SADF, con 70 hombres en 8 blindados Ratel. Los sudafricanos son sorprendidos y pierden 5 Ratel (cuatro destruídos y uno capturado intacto), y tienen 20 muertos. Ellos envían una columna de refuerzo a su derrotada unidad, pero a las 10.45 de la mañana dos MiG-23ML piloteados por el capitán Gustavo Clavijo y su número, salen de Lubango y la encuentran en movimiento a 30 km al sur de Tchipa, causándole numerosas pérdidas, y retroceden. Pero lo principal llegaría horas después. Estos choques desencadenan la contundente respuesta cubana ese mismo día, con el golpe de los MiG-23ML al SADF en Calueque, que pone fin a la guerra.

Imagen
Soldados cubanos y uno de los blindados Casspir capturados el 4 de mayo por Donguena (La guerra de Angola)

Los MiG-23 golpean Calueque y Sudáfrica pide la Paz

Ese 27 de junio de 1988 pasaría a la historia de la guerra de Angola. Las fuerzas cubanas se acercaban a la frontera, cuando el 7 de junio de 1988 Fidel Castro advierte al mando cubano, que según informes de inteligencia, la SAAF planifica un golpe por sorpresa, y ordena que los MiG-23 estén listos a iniciar ataques de respuesta a objetivos en Namibia o cerca de la frontera, como los aeródromos de la SAAF (Ruacana, Oshakati, Ondangwa) o el complejo hidroeléctrico fronterizo de Calueque-Ruacaná. Esto serviría de advertencia a Sudáfrica de que si no acepta la paz, la guerra pasaría ahora a Namibia.
Para hacer el reconocimiento de los posibles objetivos de ataque, el 8 de abril de 1988 despega de Lubango un MiG-23UB piloteado por el Coronel Humberto Trujillo, con el Capitán Francisco Mengana de Jefe de fotógrafo. Iba acompañado por el MiG-23ML del Capitán Luis Gonzáles Pardo de número. Eran cubiertos por una segunda pareja de MiG-23ML que los acompañaba. La primera pareja de MiG-23 pasa rasante a 30 m de altura de la base aérea de Ruacaná, le hace varias fotos ante los soprendidos soldados sudafricanos, y luego pasan sobre Calueque, registrando la base sudafricana. El martes 13 de abril se repite el vuelo con todo éxito. Ninguna de las dos veces los sudafricanos abren fuego antiaéreo. El detallado material fotográfico reunido fue enviado a La Habana, donde se planifica el ataque. Los MiG-23 de Trujillo y Gonzáles llevaban en su vuelo tanques de combustible adicionales, que debían dejar caer vacíos al girar en territorio enemigo. Los técnicos habían escrito en los tanques: "Remember Cuito"
Tras los choques por la frontera del 27 de junio de 1988 descritos arriba, se realiza la planificada respuesta. Según el plan, este día a las 13.00 horas, 11 MiG-23ML atacan con 16 toneladas de bombas y destruyen el complejo fronterizo de Calueque, que estaba protegido por tropas sudafricanas y era uno de los puntos de concentración del SADF. El complejo daba agua y electricidad a gran parte de Namibia, por lo que era un objetivo de importancia estratégica para Sudáfrica.

El ataque se llevaría a cabo por dos escuadrillas del regimiento de MiG-23 de Lubango, con 4 MiG-23ML cada una, al mando del teniente coronel Manuel Arias y el mayor Mauricio López. Cada caza llevaba cuatro bombas de demolición FAB-500 de 500 kg. Se acercaba la hora de despegar, pero los dos cazas de la pareja del capitán Gustavo Clavijo no estaban preparados aún (ellos bombardearon poco antes a las 11.00 al SADF por Tchipa -ver arriba), los técnicos se esforzaban, pero en 1 hora no les daba tiempo a prepararlos. Por eso el Coronel Carlos Lamas (jefe de tropa de la DAAFAR), decide incluir en su lugar a una pareja de Cahama, la del mayor Jorge Rodríguez Marquetti y el teniente Carlos Palacios. Seis cazas despegarían de Lubango y dos de Cahama. Otros dos MiG-23ML del mayor Zequeira y el Capitán Alba se mantienen patrullando sobre Cahama como cobertura aérea en previsión de la posible aparición de la SAAF, armados con misiles de medio alcance R-24R y de corto alcance R-60M.
A las 12.30 los MiG-23ML encienden sus motores. Los cazas despegan por parejas, y se dirigen hacia el sur en vuelo rasante a 20-30 metros del suelo evadiendo los radares a 1,000km/h de velocidad. Al acercarse a la frontera giran 100° hacia el noroeste, para sorprender a los sudafricanos desde la dirección opuesta. Los MiG-23ML logran la sorpresa total. Cerca del objetivo dan un salto enérgico, para tomar altura y luego atacar en picada de 30°. La primera escuadrilla del mayor Mauricio López junto a Torres, Godoy y Guzmán, pica por parejas exactamente a las 13.00 sobre Calueque. Ellos destruyen la cabecera del puente junto a las compuertas, la sala de máquinas y los motores de la grúa. Luego llega la segunda escuadrilla del teniente coronel Manuel Arias, con el capitán Orlando Carbó, el mayor Jorge Rodríguez Marquetti y el teniente Carlos Palacios. Para entonces el objetivo estaba cubierto por el humo y las llamas, de los destruídos transformadores saltaban chispas y la conductora de agua a Namibia estaba destrozada. Ellos rematan al enemigo. El mismo jefe de la FAR Coronel Pedro Pérez sobrevuela personalmente el lugar minutos después, en un MiG-23UB junto al teniente coronel Vega Toscano, para la exploración posterior de los resultados del bombardeo.

Los sudafricanos sufrieron tal choque sicológico, que abandonaron el complejo inmediatamente. A la semana una avanzada de T-62 cubanos llegaba a Calueque, y se encontraron con las impresionantes huellas del bombardeo. Por doquier había huellas del golpe aéreo y de la estampida presurosa de los sudafricanos, varios Casspir volcados y calcinados, sangre y pedazos de carne, fragmentos de uniforme en los árboles, pertrechos bélicos y conservas esparcidas, escombros de los edificios y de máquinas. Las bombas dañaron gravemente el complejo, y causaron importantes bajas a las tropas sudafricanas. El SADF tenía un campamento oculto en la base del puente, que fue blanco de las FAB-500. Varios blindados Casspir saltaron por los aires. Una de las bombas dio de lleno en un albergue de soldados sudafricanos, y lo destruyó totalmente junto a sus habitantes, víctimas de la metralla y la onda expansiva. Aunque el SADF, como es habitual, admite oficialmente sólo 13 muertos, el análisis de los restos y los daños en el lugar, permite calcular que sus bajas podrían alcanzar hasta unos 50 muertos y 100 heridos. Como escribieron los mismos sudafricanos en idioma afrikaans sobre una pared de Calueque antes de irse: "Los MiG-23 nos partieron el corazón". El enemigo se vengan en el papel, inventando el supuesto derribo de un avión por cañón Ystervark de 20 mm, aunque en realidad todos los 11 MiG-23ML regresan a casa sin novedad, y ninguno de los MiG-23 fue ni siquiera tocado.

Imagen
Uno de los blindados Casspir destruídos por los MiG-23ML en Calueque. Los restos humanos llegaron a 300m (Fota de "La guerra de Angola")

El próximo golpe aéreo de la FAR estaba planificado para barrer a la SAAF de sus bases en el norte de Namibia con golpes de MiG-23, si el SADF insistía en seguir resistiendo. Este ataque a la SAAF ya había sido planificado detalladamente por el mando de la FAR desde 1986.

La misma noche del día ataque de los MiG-23ML a Calueque el 27 de junio de 1988, los sudafricanos llaman al mediador norteamericano Chester Crocker, pidiendo que intercediera por un cese al fuego con La Habana, y proseguir las negociaciones de paz. Por ellas los sudafricanos se ven obligados a salir de Angola en agosto de 1988, y a firmar la paz el 24 de diciembre de 1988, garantizando la salida de Namibia en 1989. La humillante derrota en Angola fue uno de los factores que hunden a Sudáfrica en una profunda crisis política, que termina con la democratización del país. Tras cumplir su misión victoriosamente, las tropas cubanas salen de Angola en 1989-1991.

En toda la guerra los medios antiaéreos sudafricanos y de la UNITA fueron débiles. Sin embargo, su propaganda reclama derribar 25 MiG-23 en la guerra, hasta 1988. En realidad, la FAR en 4 años de operaciones del MiG-23 y miles de vuelos, perdió solamente unos 9 MiG-23, incluyendo los perdidos por accidentes. Después del final de la guerra en 1988, parte de los MiG-23ML son enviados de regreso a Cuba, el resto se queda en Angola. El MiG-23ML del Museo de la DAAFAR en La Habana, es un veterano de Angola.
Avatar de Usuario
BND
 
Mensajes: 209
Registrado: Jue Abr 04, 2013 8:47 pm
Ubicación: Buenos Aires

Re: CONFLICTO DE ANGOLA-LA FUERZA AEREA CUBANA

Notapor BND el Vie Jun 28, 2013 1:55 pm

Por vez primera, el Presidente cubano Fidel Castro reveló detalles de la participación militar de Cuba en la guerra contra las tropas de Sudáfrica en Angola y otras muchas cuestiones sobre el compromiso cubano con la emancipación de diferentes naciones de África.

Cuba consolidó la independencia de Angola y ayudó a liberar Namibia y Zimbabwe

En el discurso pronunciado el pasado 2 de diciembre, con motivo del 30 aniversario de la misión militar cubana en Angola, el líder revolucionario hizo un repaso a más de cuarenta años de solidaridad internacionalista y de lucha antiimperialista en el continente africano.


Fidel se refirió a la historia de pillaje y saqueo neocolonial de Europa en África, con pleno apoyo de Estados Unidos y la OTAN, así como “a la heroica solidaridad de Cuba con los pueblos hermanos, que no han sido suficientemente conocidas, aunque sólo fuese como merecido estímulo a los cientos de miles de hombres y mujeres que escribieron aquella gloriosa página que para ejemplo de las presentes y futuras generaciones no debieran olvidar jamás”.


Durante las últimas décadas el pueblo cubano ha realizado una tarea sorprendente por su magnitud, extraordinaria por sus resultados, ejemplar por su dignidad e impagable por la generosidad y la entrega puestas en la misión.


Cuando las tropas revolucionarias entraron en La Habana (enero de 1959), la única embajada de Cuba en África era la de El Cairo. Un año después se establecieron relaciones con Ghana y con Guinea.


En octubre de 1961, llegaron a Cuba 15 jóvenes guineanos a cursar estudios superiores, gracias a unas becas otorgadas por el gobierno revolucionario. Ellos fueron los primeros de los miles que llegarían después. A finales de ese mismo año, cuando el pueblo de Argelia libraba una desigual lucha por su independencia, un barco cubano llevó armas a los heroicos patriotas argelinos y a su regreso traía un centenar de niños huérfanos y heridos de guerra.


La ayuda prestada a Argelia ponía en riesgo las relaciones entre la Francia de De Gaulle y la Cuba de Fidel. Pese a ello, éste proclamó con fuerza el apoyo a la causa argelina, siendo Cuba el primer país del hemisferio occidental en reconocer, en junio del 61, al gobierno argelino en el exilio. Y así lo reconoció Ahmed Ben Bella, primer ministro de la joven República de Argelia, a su llegada a La Habana el 16 de octubre de 1962: “Nunca olvidaremos cómo ustedes [los cubanos] cuidaron de nuestros huérfanos y a nuestros heridos”.


Fue entonces, tras la conquista de la independencia argelina, cuando por primera vez tropas cubanas cruzaron el océano acudiendo a la llamada de un pueblo hermano que estaba siendo agredido desde el exterior mediante el saqueo de importantes recursos naturales. Y cuando el imperialismo arrebató al país la mitad de sus médicos, varias decenas de médicos cubanos fueron enviados a Argelia para ayudar a su pueblo. Se iniciaba de ese modo, hace 44 años, lo que hoy constituye la más extraordinaria colaboración médica a los pueblos del Tercer Mundo que ha conocido la humanidad.


A partir del año 1965, Cuba comenzó a colaborar con la lucha independentista en Angola y Guinea Bissau, ambas colonias portuguesas, fundamentalmente mediante la preparación de cuadros dirigentes y el envío de instructores y ayuda material. Cuando Guinea logró la independencia, en septiembre de 1974, cerca de sesenta internacionalistas cubanos, entre ellos una decena de médicos, llevaban diez años junto a las guerrillas.


Al mismo tiempo, hubo misiones cubanas en Mozambique, en el Zaire (donde combatió el Che) y en el Congo. Pero nada comparable a la lucha desarrollada en Angola, para comprender la auténtica dimensión antiimperialista del compromiso cubano en tierras africanas.


En el caso de Angola, la más extensa y rica de las colonias portuguesas, el gobierno de los Estados Unidos puso en acción un plan encubierto para aplastar al pueblo angolano e implantar un gobierno títere. Punto clave fue su alianza con Sudáfrica para frustrar la independencia del país y convertirla en un condominio del corrupto Mobutu y del fascismo sudafricano, cuyas tropas no vaciló en usar para invadir a Angola.


Dictadores, terroristas, ladrones y racistas confesos, protegidos por el llamado “mundo libre”, engrosaban las filas de los “combatientes de la libertad”, como pocos años más tarde los bautizaría el presidente norteamericano Ronald Reagan.


A mediados de octubre de 1975, mientras el ejército de Zaire y fuerzas mercenarias reforzadas con armamento pesado y asesores militares sudafricanos se aprestaban a lanzar nuevos ataques en el norte de Angola, por el sur columnas de blindados sudafricanos entraron en el país con el fin de ocupar la capital antes de la proclamación de la independencia el 11 de noviembre.


En ese momento sólo había en Angola 480 instructores militares cubanos, en respuesta a la solicitud hecha por el Presidente del Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA) Agostinho Neto. Pero ante la inminencia del ataque, Cuba acordó enviar tropas que combatieran a los ejércitos de Sudáfrica, la mayor y más rica potencia en ese continente, y de Zaire, el más rico y bien armado títere de Europa y Estados Unidos.


A más de 10 mil kilómetros de distancia, Cuba inició la que dio en llamarse Operación Carlota, nombre en clave de la más justa, prolongada, masiva y exitosa campaña militar internacionalista de cuantas realizara hasta la fecha. El imperio no pudo alcanzar sus propósitos de desmembrar Angola y escamotear su independencia, y nunca imaginó que un país del Tercer Mundo, actuando en apoyo de otro pueblo, les iba a derrotar en un campo de batalla.


La agresión imperialista fue detenida en poco más de un mes. 36 mil soldados cubanos se encargaron de hacer retroceder al ejército racista sudafricano más de 1.000 kilómetros hasta su punto de partida, la frontera de Angola y Namibia, enclave colonial del gobierno del apartheid. Por el norte, en pocas semanas las tropas regulares de Mobutu y los mercenarios habían sido también expulsados del territorio angoleño.


Tras esta primera victoria, Cuba acordó la retirada paulatina de sus tropas a medida que la República Popular de Angola iba formando su propio ejército. Pero a principios de los 80 los gobiernos de Pretoria y Washington retomaron su política de agresiones. En esa década creció la lucha de los pueblos de Namibia, Zimbabwe y Sudáfrica contra el colonialismo y el apartheid. Angola se convirtió en sólido baluarte de esos pueblos, a los que Cuba brindó también todo su apoyo. Los crímenes del régimen del apartheid se sucedieron.


A finales de 1987 se produjo la última gran invasión contra Angola. Sudáfrica y Estados Unidos lanzaron el último y más amenazador golpe contra el país. Pese al serio peligro de agresión militar que también enfrentaba Cuba, el gobierno revolucionario decidió de nuevo reunir a las fuerzas necesarias para asestar un golpe definitivo a las pretensiones sudafricanas. Como en 1975, un número ingente de tropas y medios de combate cruzaron rápidamente el Atlántico, desembarcando en la costa sur del país, para atacar junto al ejército angoleño a las poderosas fuerzas sudafricanas.


Esta vez fueron 55 mil los soldados cubanos que pusieron punto final a la agresión militar extranjera contra Angola. Pero suman millones los hombres y mujeres que aseguraron desde Cuba el éxito de cada misión y se esforzaron para que nada faltara a la familia del combatiente o colaborador civil. La gesta resultó decisiva para consolidar la independencia de Angola y alcanzar la de Namibia. Fue además una contribución significativa a la liberación de Zimbabwe y a la desaparición del odioso régimen del apartheid en Sudáfrica. En total más de 300.000 combatientes internacionalistas, y cerca de 50.000 colaboradores civiles cubanos, se ofrecieron de forma voluntaria para una misión que no tiene parangón en la historia.


Como observó un analista sudafricano: “En Angola, soldados negros –cubanos y angolanos- derrotaron a las tropas blancas en combate, esa ventaja psicológica, esa ventaja que el hombre blanco ha disfrutado y explotado durante más de 300 años de colonialismo e imperio. El elitismo blanco ha recibido un golpe irreversible en Angola y los que estuvieron allí lo saben”.


Pocas veces una guerra, la acción humana más terrible, ha estado acompañada de tal dignidad, honestidad en los principios y la transparencia más absoluta en cada acción realizada por parte de los combatientes internacionalistas. Para Fidel Castro “aquella extraordinaria epopeya nunca ha sido narrada cabalmente”, y al cumplirse el 30 Aniversario, “el imperialismo yanki realiza un extraordinario esfuerzo para que el nombre de Cuba no aparezca siquiera en los eventos conmemorativos”. “Cuba al parecer nunca tuvo absolutamente nada que ver con la independencia de Angola, la independencia de Namibia y la derrota de las hasta entonces invencibles fuerzas del ejército del apartheid”. A su vez, el gobierno de Estados Unidos no tiene nada que ver con los cientos de miles de angolanos asesinados, las miles de aldeas arrasadas y los millones de minas sembradas que aún se cobran muchas vidas de niños, mujeres y civiles de ese país.


Cuba cumplió con lo que dijera el insigne líder anticolonialismo Amílcar Cabral: “Los combatientes cubanos están dispuestos a sacrificar sus vidas por la liberación de nuestros países, y a cambio de esa ayuda a nuestra libertad y al progreso de nuestra población lo único que se llevarán de nosotros son los combatientes que cayeron luchando por la libertad.”


Finalmente, Fidel Castro aseguró que el pueblo de Cuba continuará derrotando cada agresión imperialista, las mentiras de su propaganda y maniobras políticas o diplomáticas. “Continuaremos resistiendo las consecuencias del bloqueo, que algún día será derrotado por la dignidad de los cubanos, la solidaridad de los pueblos y la casi absoluta oposición de los gobiernos del mundo”.



rebelión.org
Avatar de Usuario
BND
 
Mensajes: 209
Registrado: Jue Abr 04, 2013 8:47 pm
Ubicación: Buenos Aires

Re: CONFLICTO DE ANGOLA-LA FUERZA AEREA CUBANA

Notapor Edu el Vie Jun 28, 2013 2:32 pm

¡Buf! ¡Qué texto más maniqueo!

Me gustaría leerlo desde una perspectiva más neutral, porque su "pasión" en la defensa de los unos contra todos los otros, para mí, le hace perder gran parte de su posible valor informativo.
¿Gran guerrero, dices? La guerra no le hace a uno grandioso (Yoda)
Avatar de Usuario
Edu
Moderador
 
Mensajes: 3895
Registrado: Lun Ago 06, 2007 10:05 pm
Ubicación: Madrid, a veces

Re: CONFLICTO DE ANGOLA-LA FUERZA AEREA CUBANA

Notapor poliorcetes el Vie Jun 28, 2013 2:41 pm

Lo que es cierto es que Cuba le puso al régimen del Apartheid mirando a Cuenca.

Pero poco después empezaría su propio periodo especial. Esos gastos extras lo pagarían caro...
Nunca digas que éste es mi último sendero
Avatar de Usuario
poliorcetes
Site Admin
 
Mensajes: 9924
Registrado: Vie Abr 17, 2009 11:54 am

Re: Conflicto de Angola - La Fuerza Aérea Cubana

Notapor Orel el Lun Jul 01, 2013 11:13 am

Sobre el conflicto de Angola vs. Suráfrica tenéis cuatro artículos muy interesantes en portugués -se entiende bien- aquí (un sitio recomendable, por cierto): http://sistemasdearmas.com.br/

En concreto:
- Introducción y acciones terrestres: http://sistemasdearmas.com.br/ca/bushwar1.html
- Aeronaves de la SAAF: http://sistemasdearmas.com.br/ca/bushwar2.html
- Tácticas de las operaciones aéreas: http://sistemasdearmas.com.br/ca/bushwar3.html
- Lucha por la superioridad aérea: http://sistemasdearmas.com.br/ca/bushwar4.html
- Sólo hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana. Y del Universo no estoy seguro (Albert Einstein)
- No hay nada repartido de modo más equitativo en el mundo que la razón: todo el mundo está convencido de tener suficiente (René Descartes)
Avatar de Usuario
Orel
Moderador
 
Mensajes: 28311
Registrado: Sab Sep 24, 2005 11:33 am
Ubicación: España, cerca del bocho


Volver a Sección histórica

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado