El Storch revive en Colombia

Todo sobre la Segunda Guerra Mundial y conflictos anteriores

Moderadores: poliorcetes, Lepanto, Orel, Edu

El Storch revive en Colombia

Notapor CT_Nemo el Mié Jul 12, 2006 2:47 am

¿Será que este magnifico avión ligero aun tiene un papel que cumplir en las Fuerzas Aéreas del siglo XXI?

Criquet está lista para exportar aviones Storch

En la Feria F-Air 2006 se adelantaron negociaciones con tres paí­ses.
En Canadá y Francia hay interés por este diseño multiuso.
Es una réplica del famoso avión alemán de la II Guerra Mundial.
Por Lilliana Vélez de Restrepo
Medellí­n

Imagen

Con amplia experiencia como piloto de vuelos comerciales y constructor de aviones ultralivianos, así­ como con una pasión incalculable por los aires, el valluno Pablo Valencia inició hace dos años, con su socio antioqueño Jorge Linares, la empresa Criquet Aviation, especializada en planeadores deportivos.

Estudiosos de la aviación en general, Pablo y Jorge se dieron a la tarea de diseñar una réplica a escala (en un 75 por ciento) para cumplir con el Reglamento Aeronáutico Colombiano (RAC) del Storch FI 156, el famoso avión de la II Guerra Mundial que utilizó el General Rommel en África y que sirvió para sacar a Benito Mussolini de la prisión en la montaña italiana de Gran Sasso.

Según Pablo Valencia, el Storch fue diseñado en 1936 por el alemán Gerhart Fieseler, ganador de un concurso en diseño aeronáutico.

Imagen

"Se hicieron 3.000 aviones de estos que se empezaron a usar antes de la II Guerra Mundial, y con mayor interés durante el enfrentamiento bélico cuando llegó a ser el avión más querido y conocido".

Valencia recordó que usualmente cada comandante tení­a tres Storch que empleaban en la avanzada. Hasta ahora es de los aviones más importantes que se han desarrollado porque entran y salen en sitios cortos (aterrizan en 20 metros y despegan en 60 metros). Además, en condiciones de vuelo lento no los han podido superar, explicó el piloto.

Apoyo nacional

"Nuestra meta es comercializar este avión que es muy útil y versátil, con múltiples aplicaciones como para fotografí­a aérea, para impartir instrucción de vuelo con doble comando, para reconocimiento y trabajos cartográficos, así­ como para extender cables de comunicación, inspeccionar oleoductos y como soporte para las fincas", anota Valencia.

Los empresarios se sienten muy orgullosos de la acogida que ha tenido su avión en otras latitudes y adelantan contactos para montar una fábrica de ensamble en Estados Unidos, donde lo podrí­an vender con todo y certificación. "La meta es volvernos ensambladores de nuestros propios aviones", indicó.

Si bien el material que utilizan en su planta en el aeropuerto de Guaymaral, en Bogotá, es importado, hacen énfasis en que el diseño, el ensamble, los cálculos estructurales, la construcción y las pruebas son 100 por ciento talento colombiano.

"El paí­s ha avanzado mucho en el tema aéreo. Ya tenemos excelentes ingenieros aeronáuticos y hay jóvenes muy talentosos que están desarrollando novedosos proyectos. Infortunadamente no hay respaldo a todo este potencial y muchos se van del paí­s en busca de nuevos horizontes", señaló Pablo Valencia.

Él y su socio fueron enfáticos en manifestar que el Gobierno está en mora de entrar a patrocinar muchos de estos desarrollos. "Deberí­a ser un proyecto de Estado", indicaron.

Hicieron negocios

Construido con materiales de alta calidad y motor radial o en lí­nea, este desarrollo colombiano del que ya se han hecho y probado cuatro modelos, no sólo llamó la atención de los canadienses y los franceses, que saben más del Storch que los mismos colombianos, sino que conquistó el interés de los venezolanos, brasileños y yugoslavos presentes en la reciente Feria Aeronáutica Internacional F-Air 2006, que se realizó hace ocho dí­as en el Aeropuerto Internacional José Marí­a Córdova.

"Nuestra participación en esta feria ha sido muy exitosa", confesaron. El avión llamó mucho la atención entre los expertos y los visitantes, hasta el punto que iniciaron negociaciones con representantes de Brasil y Venezuela, y captaron el interés de los yugoslavos.

Como anotan los diseñadores colombianos, los contactos son fundamentales para este negocio donde cada modelo tiene un costo entre 60.000 y 80.000 dólares, según el motor que se emplee. "Y aunque esto suena como una cifra astronómica, en Estados Unidos costarí­a el doble. El potencial empresarial es grande y Colombia aún no lo sabe", sentenció Pablo Valencia.


Fuente: El Colombiano
¡ Hay que volver a Boyacá !
http://www.fuerzasmilitares.org/
Avatar de Usuario
CT_Nemo
 
Mensajes: 429
Registrado: Lun Dic 19, 2005 4:57 am
Ubicación: Medellín, República de Colombia

Notapor gaetano la Spina el Sab Nov 18, 2006 5:36 pm

Ese es el mismo aparato que usaba Rommel!!!!
y como que para exportar??? es broma!
Saludos!
gaetano la Spina
 
Mensajes: 131
Registrado: Sab Nov 18, 2006 12:31 am
Ubicación: CARACAS VENEZUELA


Volver a Sección histórica

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados